- Foto Cortesía de: Depor.com

15 años y contando

México no le gana a Argentina desde el lejano 2004

México cierra la Fecha FIFA en busca de una asignatura pendiente desde hace más de 15 años: ganarle a Argentina. La selección azteca ha tenido complicaciones al enfrentarse a la Albiceleste, en torneos oficiales y juegos amistosos luego de su último triunfo, por 1-0 en la Copa América 2004.

 

México y Argentina estuvieron en el Grupo B de aquel torneo y se enfrentaron en el Estadio Elías Aguirre de Chiclayo, Perú, como parte de la primera fase. Los sudamericanos, dirigidos por Marcelo Bielsa, presentaron un cuadro plagado de estrellas, pero Ramón Morales hizo el gol de la diferencia en un tiro libre. Después de ese partido, los mexicanos tienen nueve partidos sin derrotar a los argentinos, tanto en mundiales como en amistosos.

 

La primera vez que se vieron tras la victoria mexicana fue en 2005, cuando empataron 1-1 en un amistoso jugado en Los Angeles. En la Copa Confederaciones del mismo año, los equipos se vieron las caras en las Semifinales, que tras quedar 1-1 en tiempos extra, Argentina ganó en penales. Un año después, se enfrentaron en los Octavos de Final del Mundial de Alemania 2006, cuando cayeron 2-1 por un golazo en a prórroga de Maxi Rodríguez. Previo a volverse ver un un Mundial, los sudamericanos le propinaron dos goleadas a México, una 3-0 en la Copa América 2007 y luego 4-1 en un amistoso que se jugó en San Diego.

 

En la siguiente Copa del Mundo, Sudáfrica 2010, un error arbitral, un regalo de balón de Ricardo Osorio y un golazo de Carlos Tévez encaminaron el triunfo 3-1 de Argentina, también en Octavos. Cinco años después, el 8 de septiembre de 2015, México estuvo apunte de ganar un amistoso en Arlington, pero tras ir 2-0 ,con goles de Javier Hernández y Héctor Herrera, Sergio Agüero y Lionel Messi empataron sobre el final para alcanzar la igualada. El año pasado, ambos jugaron en Argentina dos partidos en la última Fecha FIFA de 2019, con marcadores de 2-0 a favor de la Albiceleste.

 

En esta ocasión, de la mano de Lautaro Martínez y de una paupérrima actuación de la zaga mexicana, Argentina volvió a salir vencedor del cotejo a acrecentar la "paternidad" ante los mexicanos.