- Foto Cortesía de: Twitter

70 años del Bernabéu: una leyenda real del fútbol

Así inició el sueño del Real Madrid

“Santiago Bernabéu”. Un nombre que con tan solo pronunciar, infunde respeto. Un estadio que es sinónimo de pasión,  y mucho fútbol. Incluso la historia se pone de pie cuando lo nombran. El gran templo de los madridistas celebró este jueves 70 años de su partido inaugural, aquel 14 de diciembre de 1947 cuando el Real Madrid recibía en su nueva casa al Os Belenenses de Portugal en un partido amistoso que terminó en victoria para los blancos (3-1), y un Sabino Barinaga que quedaría plasmado en los recuerdos al convertirse en el primer goleador del nuevo terreno; fue en ese momento cuando el sueño del madridismo se hizo real.

Para ese entonces, el mítico campo llevaba el nombre de Estadio Real Madrid CF o como los aficionados preferían llamar: “Chamartin”. Posteriormente sería rebautizado como "Estadio Santiago Bernabéu" en honor al gran presidente que tuvo la entidad blanca, ese que en 1943 llegó a la presidencia del Madrid con la idea de que no duraría más que un año con dicho cargo, que luego para su sorpresa, acabaría con las riendas del club hasta su fallecimiento, en 1975.

Fueron 35 años de diferentes visiones, pero al principio no fue fácil, pues Bernabéu tuvo que tomar una apuesta arriesgada que sirvió para que hoy en día la casa de los merengues presente la grandeza que lo caracteriza: “En aquel Madrid de posguerra, la vida era muy complicada. Los ingresos de los clubes de fútbol solo provenían de la taquilla y para poder fichar a los mejores jugadores, el Madrid necesitaba ampliar el aforo del estadio”, relata Ignacio Salazar, director del largometraje ‘Bernabéu’. Cuanto más aforo, más ingresos; esto significaba la inversión para reforzar la plantilla con nuevos fichajes.

Don Santiago tuvo una tarea difícil para encontrar un apoyo financiero que cubriera sus aspiraciones de multiplicar la capacidad del estadio, pero como dicen por ahí “todo estaba escrito”, se cruzó con Rafael Salgado, quien para ese entonces era el director del Banco Mercantil que siempre creyó en él. Por fin se podía materializar el sueño de un estadio que rompiera con los estándares de la época.

Aparte de que el Banco Mercantil los ayudó con el financiamiento de un préstamo, Bernabéu contó con la respuesta de 40.000 socios que hicieron cola para avalar con su patrimonio la primera gran reforma. “Dicen que el Madrid es un club de ricos, pero se equivocan. La realidad es que las bases de la entidad están entre los que construyeron el estadio. Y de los primeros cuarenta mil socios, aristócratas hubo solo veinte”.

Pero Bernabéu no se conformó únicamente con esto, y después de siete años de su estreno, se llevó a cabo una remodelación que daría lugar a un aforo de 125.000 espectadores de pie, todo con el fin de conseguir que el coliseo blanco fuera el más moderno. 3 años más tarde, el Santiago Bernabéu estrenaría la iluminación eléctrica tanto interna como externa, de manera que se celebraría el primer partido nocturno ante el Sport do Club Recife brasileño que finalizó en victoria para los locales (5-3).

El templo blanco fue sede para el Mundial de España en 1982, en la que Italia quedaría campeón ante Alemania por un 3-1. Así mismo, ha sido elegida en cuatro oportunidades por la UEFA como sede para disputar la final de la Copa de Europa-Liga de Campeones de los años 1957, 1969, 1980 y 2010 respectivamente. También presenció tres Copas Intercontinentales (1960, 1964 y 1966). Sin duda una leyenda real del fútbol.

Ahora, 70 años después de sus inicios, los rivales todavía se presentan con mucho respeto pues ya saben lo de “noventa minuti en el Bernabéu son molto longo”. Ese estadio característico del maravilloso unísono: ¡Hala Madrid! Muchas son las alegrías que este estadio conoce, y muchas son las que le seguramente le espera.

@aliennys_olivar