- Foto Cortesía de: Marca

¿A dónde irá?

“La promesa tuza, se va a patadas de México.”

El momento por fin llegó, los aficionados tuzos vamos a llorar, pero de alegría, mientras cantamos las famosas golondrinas.

Una de las últimas figuras e ídolos del cuadro de La Bella Airosa, seleccionado nacional y objeto de deseo de varios equipos, ha logrado lo que desde su debut, se veía ya venir, un futuro prometedor con grandes cualidades, que sólo podría terminar de explotar fuera de la liga local, un joven que puede representar, junto con otros más, la esperanza del fútbol mexicano, de cara al próximo mundial, Rusia 2018.

Arropado por los consejos de uno de los mejores directores técnicos, Enrique Meza, compañeros experimentados como: Oscar Pérez, Aquivaldo Mosquera, Walter Ayoví, Enrique Esqueda, etc., así como otros jóvenes soñadores: Pizarro, Herrera Equihua, Villalpando, Enner Valencia, Jürgen Damm, etc.

Fue un 8 de febrero del año 2014, en el Coloso de Santa Úrsula, en un partido de fase regular donde águilas y tuzos empataban sin goles, se jugaban los últimos minutos del mismo, el en ese entonces, director técnico del equipo visitante, Enrique Meza, decidió jugarse su última carta y mandar al campo un atacante más, Damm saldría de cambio, para que en su lugar, entrará un joven de apenas 19 años, desconocido por todos, pero en el cual "El Ojitos", tendría toda la confianza, Hirving Rodrigo Lozano Bahena, canterano del cuadro hidalguense, pisaría por primera vez, al minuto 85 de juego un campo, y vaya campo, como futbolista de primera división.

Minuto 89, el partido estaba a punto de finalizar con un amargo empate, Pachuca recuperó el balón y terminó en los botines del debutante, todo parecía una escena cómo de película, el joven comenzó a correr hacía la portería de los azulcremas, que al parecer se confiaron y no salieron a apretar la marca, quizás, si lo hubieran hecho la historia sería diferente, fueron sólo meros espectadores al ver la velocidad y confianza que demostraba Hirving, quien al verse con tanto espacio y tiempo, se atrevió a ir a encarar al Maza, quien sólo pudo hacer lo que una estatua, nada, para que en un chispazo, en un momento de brillantes, Lozano se percatará que del lado derecho de Moi, había un espacio, abajo en la esquina, donde le duele a los porteros, ya que es prácticamente imposible llegar y fue ahí, con una gran serenidad, como si de alguien experimentado se tratará, fue ahí, donde la mando guardar, haciendo que Muñoz se convirtiera, en una estatua, un espectador más, al ver sólo el balón lentamente a su arco entrar.

Debut de ensueño que festejó con gran júbilo con sus compañeros, tanto en cancha, como en banca y por supuesto con el responsable de que ese cuento de hadas, que se ve rara vez, se hiciera realidad, el profe, Enrique Everardo Meza Enríquez.

Poco más de 3 años han pasado desde aquel mágico día, como siempre existieron detractores y apocalípticos, que no veían con buenos ojos dicha hazaña, pero con el paso del tiempo afortunadamente, Lozano se ha consagrado al igual que varios compañeros de él, poco a poco a ido madurando, porque vaya que le fallaba lo de tomar decisiones finales, pero nada que el buen trabajo del ahora técnico tuzo, Diego Alonso, no pudiera arreglar, lo ha llevado hasta vestir la playera de nuestra selección nacional.

Como todos ha tenido sus buenos y malos momentos, pero a base de patadas (más menos unas 900 y no, no estoy exagerando), a forjado su carácter, explotado su gallardía, mejorado su técnica y crecido tanto mental como futbolísticamente, a pesar de fisionomía un tanto delgada, jamás se achico con defensas como el Maza Rodríguez, Boselli (quién incluso le escupió),

Lo de este personaje es digno y motivo de orgullo,(al menos eso pienso yo), para todo el mundo del fútbol mexicano, la verdadera prueba vendrá ahora, después de rumores que lo colocaban en España, Inglaterra, etc., finalmente él, tomo la decisión de ir a Holanda a jugar a la Eredivisie, seguirá jugando a rayas pero ahora serán roji-blancas, y afortunadamente no fue por terminar Chivas (a pesar de haber puesto más dinero sobre la mesa), sino en un equipo protagonista en Europa, el PSV.

Eindhoven y el Phillips Stadion serán su nueva casa, el reto es grande, nueva cultura, nuevo idioma, nueva afición, nuevos objetivos, pero por suerte tendrá a un experimentado Andrés Guardado para aconsejarlo y apoyarlo, pero todo depende de él, Lozano ha logrado el primer paso, ahora sólo le resta crecer mental y futbolísticamente, para demostrar que no va sólo de paseo, que se fue para aprender, mejorar y no regresar en un largo rato y si regresa a México, que sea sólo para terminar su carrera (Dios quiera sea en Pachuca), después de haber recorrido varias ligas en Europa y/o el mundo.

Como aficionados del fútbol mexicano, debemos de apoyarlo y creer en él, deseándole el mejor de los éxitos y pedirle que nunca deje de trabajar y esforzarse, que nunca se de por vencido y que la rompa del otro lado del charco, ¿quién sabe?, quizás tenga otro debut de ensueño, metiendo de nuevo gol al minuto 89 pero está vez en el Ámsterdam Arena.

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.