- Foto Cortesía de: Twitter @Atalanta_BC

Atalanta: de expansión del coronavirus en Italia a expansión de la esperanza

El club logró hacer historia en Italia y en el mundo

Durante los días en los que se conocieron los primeros casos de coronavirus en Europa, se jugó el partido Valencia vs Atalanta. Este compromiso, disputado el pasado 10 de marzo en el estadio Mestalla, casa del club español, fue con motivo de los octavos de final de la Champions League, y terminó con un resultado de 4-3 y un global de 8-4.

 

El cotejo, que se llevó a cabo con más de 50.000 espectadores, fue catalogado por los científicos como un foco de contagios de Covid-19, que produjo una complicada situación de salud en ambos países. Y aunque el club ‘negriazul’ hizo historia al clasificarse para la siguiente fase de la competición europea, no pudo festejar de la mejor manera, pues el panorama de infectados fue desalentador.

 

Inmediatamente, tanto España como Italia se convirtieron en las dos naciones más críticas en temas de la pandemia, llegando a alcanzar cifras que superaron los mil fallecidos diarios. En Bérgamo, ciudad en la que milita el equipo dirigido por Gasperini, se presentó uno de los picos más altos, y allí, hasta los tanques militares recogían muertos en la calle.

 

Tras pasar este difícil momento, el Atalanta se convirtió en un símbolo de lucha para sus fanáticos, y pasó a ser un equipo admirado a nivel mundial luego de la reanudación del fútbol. Este plantel, que atravesaba por una buena fase antes del confinamiento, se consolidó como uno de los más fuertes de la Serie A, luego de su regreso, con figuras como Duván Zapata, ‘Papu’ Gómez, Josip Ilicic y Luis Fernando Muriel.

 

Sin ser un club con muchos recursos económicos, o de mucha inversión, logró “asustar” a Juventus al final del torneo local, y estuvo a pocos minutos de eliminar al PSG en los cuartos de final de la Champions League, en un único partido que se jugó en la ciudad de Lisboa, Italia. A pesar de la derrota, fueron recibidos como héroes por parte de sus aficionados en la ciudad de Bérgamo, en la que habitan más de 120.000 personas.