- Foto Cortesía de: ('@FCBarcelona_es- Twitter',)

'Barcelonazo'

El equipo culé realiza una remontada histórica ante el PSG para pasar a cuartos

Ni el más optimista aficionado -o no- del FC Barcelona creía con firmeza al minuto 87 o quizás antes incluso, cuando Cavani descontó para el PSG (3-1), que el equipo 'culé' iba a lograr marcar tres goles más y sellar la remontada. Varios incluso ya veían lejana la posibilidad de que el Barça remontara antes del comienzo del partido. Y razones no le faltaban, ya que nunca en la rica historia de la UEFA Champions League, un club había logrado remontar un 0-4 en la ida. Pero no se tuvo en cuenta, a la hora de aportar esa estadística, que el club obligado a remontar era nada más ni nada menos que el FC Barcelona.

Un Barcelona que en los últimos 8 años ha instaurado una hegemonía tanto a nivel y forma de jugar como en títulos ganados. Desde la remontada en el último minuto ante el Chelsea en Stamford Bridge de 2009 -que valió una clasificación a la final de la Champions, que terminaría ganando ante el Manchester United-, pasando por los dos tripletes, las séis ligas, tres Champions, igual cantidad de Mundiales de Clubes y varias Recopas de Europa y España, el club catalán ha demostrado que es capaz de hacer historia casi cuando se le antoja. Y la noche de hoy no fue la excepción.

Tras una demostración de fe y aliento de los aficionados 'culés' antes del partido -lo siguieron haciendo durante el mismo- el Barça ingresó convencido de lo que iba a buscar, llevarse por delante a su rival, ese rival que le ganó de forma contundente hace un par de semanas en París y que llegaba a Barcelona con todas las de ganar. Desde el minuto uno, el conjunto blaugrana se hizo con el control total del balón. Con un cambio de esquema -pasó del clásico 4-3-3 al 3-4-1-2-, sumado a la presión alta, un ritmo totalmente diferente al desplegado en París, estando más atento, recuperando más balones, haciéndose con el control de la mitad de la cancha y de la pelota, el Barça fue muy superior. Y la superioridad se vio plasmada de movida, a los dos minutos de partidos, cuando tras una jugada entreverada, Luis Suárez logró golpear el balón para marcar el 1-0 parcial. Desde ese gol, el equipo se animó aún más y logró llevar a cabo su clásico dominio.

Sin embargo, a medida que pasaban los minutos, el ritmo del Barcelona fue disminuyendo y a pesar de que controlaba mucho más la pelota que su rival, cada vez le costaba más hacer daño y pisar el área francesa. Sin embargo, tras una muy buena jugada conjunta ente Iniesta y Suárez, el primero logra entrar al área y forzar el error del defensor Kurzawa para que este termine marcando un gol en contra, que ponía el partido 2 a 0 para los culés en el minuto 40 de la primera parte.

Si la situación no pintaba tan mal para los locales al final de la primera parte, al comienzo de la segunda se pondría cada vez mejor. A pesar de que parecia que el PSG había saltado al terreno de juego con otra actitud, a los 48' el lateral Meunier cae en su área y en la caída derriba a Neymar, cometiendo penal, que luego a los 50' Messi cambiaría por gol. Sin embargo, cuando parecía todo dado para que los culés concretaran la remontada, un centro al área barcelonista termina con el balón el los pies de Cavani, que marcaría un auténtico golazo al minuto 62 para enmudecer a todo el Camp Nou. El Barcelona, visiblemente golpeado, intentó continuar enchufado en el juego, pero se notó que ya no era el mismo equipo. No encontraba como superar esa barrera defensiva que había planteado el PSG, incluso hasta sufrió contraataques que podrían haber terminado de sentenciar la serie -las chances desperdiciadas por Cavani y Di María-. 

Sin embargo, cuando todo parecía sentenciado, en el minuto 87, Neymar clava en el ángulo un excelente remate de tiro libre, colocando el 4 a 1 que fue el inicio del milagro, milagro que se haría más visible cuando un minuto después, tras un balón enviado al área, el árbitro marca penal tras una caída de Suárez que claramente fue un popularmente llamado 'piscinazo'. Poco le importó a Neymar que cambió el penal por gol en el minuto 90 para dejar las cosas 5 a 1 a falta de 5 minutos más, que fue lo que adicionó el juez DenisAytekin, de actuación muy cuestionada.

Los últimos cinco minutos fueron de infarto. Con un Barcelona decididamente volcado al ataque -incluso Ter Stegen que subió a un balón parado y no volvió más a su área-, el PSG hacía lo que podía para resistir los ataques. Sin embargo en el minuto 95 no pudo más. Tras un centro fallido de balón parado de Neymar, el propio jugador brasileño captura el rechace defensivo y envía un segundo balón largo que encuentra a un rapidísimo Sergi Roberto, que burlando el adelantamiento defensivo del equipo parisino, logra entrar habilitado y rematar el balón en el área chica para colocar el agónico 6 a 1 final y hacer delirar a un Camp Nou entero, en el último suspiro, un suspiro que quedará para la gloria, la historia y la eternidad de este deporte. Brillante remontada del Barcelona que deja en el camino al PSG. Ahora estará a la espera de su siguiente rival en cuartos de final...

 ALINEACIONES:

BAR: Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Umtiti; Rakitic (André Gomes, 84'), Sergio Busquets, Iniesta (Arda Turán, 65'), Rafinha (Sergi Roberto, 76'); Messi, Neymar, Suárez.

PSG: Trapp; Meunier (Krychowiak, 93'), Marquinhos, Thiago Silva, Kurzawa; Lucas (Di María, 55'), Verratti, Rabiot, Matiudi, Draxler (Aurier, 75'); Cavani. 

GOLES:

BAR: Suárez (3'), Kurzawa (AG. 40'), Messi (50'), Neymar (88' y 90'), Sergi Roberto (95')

PSG: Cavani (62')

GOLES:

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.