- Foto Cortesía de: TyC Sports

Bauza, el rey de los errores en el reino del desacierto

El ciclo de Edgardo Bauza al frente del seleccionado argentino llegó a su fin con una catarata de desaciertos

Y finalmente, como era de esperarse luego de la derrota ante Bolivia en La Paz y la asunción del nuevo presidente de AFA, Bauza dejó de ser el director técnico de la Selección Argentina. Después de un corto ciclo de apenas 252 días y 8 partidos, ganando 3, empatando 2 y perdiendo otros 3, “El Patón” firmó la rescisión de su contrato y se convirtió en el técnico que menos tiempo duró en el banco albiceleste en los últimos 43 años.

El final de un ciclo que nunca debería haber empezado se precipitó con el cambio de autoridades en la AFA. La elección de Bauza como técnico corrió por cuenta de la Comisión Normalizadora de AFA y fue el primer gran error de una serie de desaciertos de los dirigentes y del propio Bauza.

Vamos por partes, la elección de Bauza al frente del Seleccionado luego de la salida de Martino, fue un error por varios motivos. Al Patón no le faltaban laureles para aspirar al puesto, dos Copas Libertadores ganadas lo avalaban en materia de resultados, pero ¿Qué hay del estilo y de la forma en que ganó esas Copas? Para empezar, ambas Copas las ganó con equipos considerados “chicos” a nivel continental por lo que nunca en el cúmulo de partidos de ambas Copas tuvo la responsabilidad de obtener un resultado favorable frente a absolutamente todos los rivales, cosa que en la Selección Argentina es una obligación y se convirtió en un problema para él. En segundo lugar, su estilo de juego, mas emparentado con el orden, la espera y el contragolpe, no se condice en nada con el estilo de su antecesor Martino ni con lo que pretende el público de la albiceleste. En tercer lugar, a Bauza se lo contrató por sus títulos y por su estilo (aparentemente) y entonces, se pretendía de él que sea fiel a su estilo, ya en el primer partido al frente del seleccionado, puso en cancha 4 atacantes y claramente, eso nada tiene que ver con su estilo, por lo que la Selección se convirtió en un banco de pruebas para un técnico con muchísimos años de carrera haciendo otro tipo fútbol.

Metiéndonos de lleno en el plano futbolístico, el ciclo de Bauza también estuvo plagado de errores tal vez por falta de personalidad, tal vez por no animarse a hacer lo que él creía lo correcto o tal vez simplemente por cometer una equivocación atrás de otra.

El equipo argentino mientras estuvo a cargo de Martino, había logrado conseguir momentos de buen fútbol pero la verdad es que el mejor legado del Tata fue el armado de un bloque defensivo sólido. Argentina prácticamente con Mercado, Otamendi, Funes Mori y Rojo, mas el aporte en el medio de Mascherano, había logrado un equilibrio y un juego coordinado que daba seguridad y pocos goles en contra. El déficit principal tal vez se daba en la falta de creación constante de juego pero defensivamente había armado un equipo. El primer gran error de Bauza al frente de Argentina, fue desarmar esa defensa, romper el bloque defensivo heredado por Martino cambiando a los dos laterales, el ingreso de Zabaleta por Mercado y Mas por Rojo para darle al equipo ¿más salida? ¿Más juego en ataque por las bandas?, ¿el resultado? Una selección endeble por todos lados, el descenso brusco de nivel de Otamendi y Funes Mori que se convirtieron en bomberos de la espalda de Zabaleta y Mas y un Mascherano que perdió toda referencia y ubicación en la mitad de la cancha y empezó a llegar tarde a todos los cierres como en sus peores épocas, al punto de ser cuestionado después de ser pieza clave en la selección de Martino (el partido contra Brasil de visitante fue el momento más alto de fragilidad defensiva como hacía tiempo no se le veía a Argentina).

Al desarme de la defensa, Bauza sumó poner en cancha 4 atacantes (Messi, Higuaín, Di María y Agüero), si vemos su historial de partidos nunca vamos a encontrar un formación parecida en sus cientos de partidos como DT. Creo que a Bauza lo contrataron para jugar a lo Bauza y lo primero que hizo Bauza al asumir fue querer jugar a otra cosa. Las luces de embelesamiento que generan la gran cantidad de atacantes brillantes que posee la selección, mas la falta de personalidad de un técnico que, al menos en las decisiones, nunca se impuso frente a un plantel plagado de estrellas, hicieron que se vea un cancha un equipo sin rumbo, sin una idea establecida y que en cada partido parecía que jugaba a una cosa distinta.

Da la sensación que el técnico no se animó a hacer lo que sabe y eso pone en duda su personalidad. Nunca modificó el plantel; convocó a Lavezzi incluso después de 4 meses sin jugar al fútbol y con apenas un puñado de entrenamientos en el lomo; en momentos importantes de partidos como la derrota contra Paraguay no realizó cambios que el partido pedía para cuidar de las críticas a jugadores que son mirados de reojo por la gente (Agüero por ejemplo) y sumó a las convocatorias a jugadores de los que se duda en cuanto a su nivel para una selección como la Argentina (Buffarini, Caruzzo e incluso Mas)

El único Bauza auténtico dentro de los 8 partidos que jugó la Selección, fue contra Chile. Fue Bauza en su mínima expresión. Eso es un equipo de El Patón, dos líneas pegadas, bien cerca del arco esperando el error rival para con una rápida transición llegar a la portería contraria. Digo que fue en su mínima expresión porque le alcanzó para ganar 1 a 0, tal vez si Argentina hubiese embocado una o dos contras, hubiera sido un Bauza completo. Es por eso que Bauza realmente cree que el equipo jugó bien ese partido y todos los demás, vemos el partido y nos duelen los ojos. Argentina no puede jugar así de local, Argentina tiene jugadores para mas, Argentina debe jugar a otra cosa, pero fiel a su estilo era lo que esperaba.

Si a todo este cocktail de errores dirigenciales, fútbolísticos y de personalidad, le sumamos los titulares con las declaraciones de Bauza en los medios y el exceso de verborragia del técnico para decir cosas como ya sentirse campeón del mundial o su error comunicativo en el caso Icardi, realmente el fin de ciclo de Bauza parece justificado, anunciado y correcto. De todas maneras, no deja de ser insólito y desastroso el manejo de la AFA desde hace meses y años y pareciera que la nueva (¿o vieja?) conducción no está ajena a continuar por el mismo camino que está llevando al fútbol argentino a una crisis terminal que ojalá no culmine mirando el Mundial de Rusia por televisión.

@santislosada

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.