- Foto Cortesía de: ('lanacion.com.ar',)

Boca amplió su ventaja sobre Talleres

El líder recibió a su escolta en La Bombonera y lo superó por dos a uno. Boca volvió a ganar en los últimos minutos del encuentro y estiró a nueve la cantidad de puntos que lo separan de Talleres.

Boca ganó un partido importantísimo ésta tarde-noche. Era el encuentro más esperado de la fecha veintiuno de la Superliga Argentina; Boca, el puntero, recibió a Talleres, su perseguidor, sobre el final los xeneizes se quedaron con los tres puntos que lo dejan más cerca de gritar campeón.

En la previa, Frank Darío Kudelka, director técnico del conjunto cordobés, había dicho que sus dirigidos saldrían a atacar a Boca. No mintió. Por lo menos esa fue la idea que mostró en los primeros minutos del partido. Apretó y presionó bien arriba a su rival, al que se lo vio incómodo e impreciso por el accionar de la T. La visita estaba mejor y se jugaba en campo local, de hecho durante estos minutos iniciales Boca se veía obligado a dividir la pelota por la presión y Talleres ganó cada una de esos balones aéreos, recuperó la pelota rápidamente en la mitad de cancha. Pero ese dominio no se tradujo en situaciones de gol. El equipo de Guillermo Barros Schelotto se acercó con dos contragolpes mal resueltos.

A los veintiséis minutos llegó la oportunidad más clara hasta ese momento. Después de una recuperación de Pablo Pérez en el medio, el ex-Newell's tocó para Frank Fabra, que juntó rivales y clarificó hacia la derecha para Cristian Pavón, que enganchó para su derecha y sacó un disparo a colocar que dio en el travesaño.

Ese fue un aviso de Cristian Pavón. Una jugada bárbara del ex-Talleres desembocó en la apertura del marcador. El wing xeneize apiló rivales, salió entre tres marcadores y llegó al fondo para pasar la pelota en un centro atrás para que Walter Bou la empujara al gol y abriera el marcador. Esta anotación, sin embargo, fue algo polémica por dos motivos: primero, la jugada de ataque de Boca comenzó con una falta no sancionada a favor de Talleres. Segundo, antes de ingresar, el balón golpea en Nández que estaba en el piso por detrás del arquero de Talleres, por lo que sería posición adelantada, sin embargo, la transmisión no repitió la acción y no se pudo comprobar si el gol era lícito o ilícito.

Con la ventaja llegó la tranquilidad para Boca, que comenzó a soltarse un poco más y hasta pudo estirar ventajas con un remate de Pablo Pérez que contuvo bien Guido Herrera, y también un mano a mano de Bou que terminó en un pase a la nada. Esa tranquilidad se le fue -o perdió por méritos propios- en la última jugada del primer tiempo.

Pablo Pérez hizo una falta innecesaria cerca del área y el conjunto xeneize volvió a sufrir la pelota parada en un centro que llega frontal al arco. Junior Arias le ganó de cabeza a Goltz, que no saltó, y Carlos Quintana se encontró con otro cabezazo en soledad para vencer a Agustín Rossi, que si bien tocó el balón, no logró evitar la caída de su valla. Un empate que cerró los primeros cuarenta y cinco minutos y dejaba abierta la segunda mitad.

Ese gol fue un golpe duro, pero al equipo no se lo vio descontrolado, sí nervioso. Igualmente Boca no generó mucho peligro en ataque, supeditado a lo que podía hacer Pavón con su velocidad o Reynoso, de buen segundo tiempo. Talleres no se achicó. Se plantó de igual a igual, pero le generó nulos problemas a una defensa errática.

Los cordobeses prescindieron de la pelota para intentar presionar y generar un contragolpe rápido con más atacantes que defensores, pero no pudo quedar en esa situación y no llegó al arco de Agustín Rossi. En tanto, Boca tuvo la tenencia pero varió entre un ritmo lento, y cuando pudo llegar al arco rival falló en la resolución. Con el correr de los minutos el equipo visitante veía con buenos ojos el punto de visitante. Y no era para menos: con sólo un tiro al arco se llevaba un empate valioso.

Boca demostró porqué es el puntero desde hace tanto tiempo. Y ligó porque lo fue a buscar más que su rival. Ramón Ábila, como contra Tigre, se vistió de asistidor. El nueve bajó la pelota de manera magistral, giró y centró a media altura para la aparición de Pablo Pérez, que se desahogó tras meter el rodillazo y vencer a Guido Herrera, el golero cordobés.

Con ésta victoria Boca sigue siendo el líder de la Superliga, con cincuenta unidades, pero ahora con nueve puntos de ventaja sobre Talleres de Córdoba que quedó con cuarenta y uno.

Alineaciones:

Boca Juniors: Agustín Rossi; Frank Fabra, Lisandro Magallán, Paolo Goltz, Leonardo Jara; Wilmar Barrios, Pablo Pérez, Nahitan Nández; Emanuel Reynoso; Cristian Pavón y Walter Bou. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Talleres de Córdoba: Guido Herrera; Lucas Olaza, Carlos Quintana, Juan Cruz Komar, Leonardo Godoy; Fernado Godoy, Pablo Guiñazú; Juan Ramírez; Joao Rojas, Junior Arias y Aldo Araujo. DT: Frank Darío Kudelka.

Aquí los tres goles del encuentro: 

 

Equipos de Grupo Pachuca alrededor del mundo

Buscan adquirir un nuevo club en España o Italia
Grupo Pachuca está de fiesta ya que recientemente cumplió 25 años de éxitos, todo comenzó con la adquisici&oacut...

Directivo de Chivas dio positivo en Covid 19

Estuvo en contacto con todos los jugadores
El Guadalajara se encuentra disputando la Copa GNP previo al inicio del torneo, en la fase de Grupos terminó primero y se enfrentará ...