- Foto Cortesía de: cuatro

Caso Cataluña: ¿Debería irse Piqué?

Siempre responde al llamado

Polémico, directo, pero al final un ser humano con sentimientos y merecedor de respeto, idiologías aparte. Fuera de la frialdad de las redes sociales, especialmente Twitter, donde Gerard Piqué suele unir a sus seguidores y detractores, compareció este miércoles en la Ciudad del Fútbol de Las Rosas para como dijera él en su propia voz, dar vuelta a su situación actual, principalmente con la selección española. 

Más allá de rematar casi todas las preguntas como cuando sube al área rival en momentos de desesperación o simplemente por un córner, el zaguero que luce el número 3 a la espalda, dejó clara su intención de mantener su compromiso a tope con La Roja, en la que ya lleva 91 internacionalidades. De esta forma, y luego de verle romper en llanto, así como mostrar fidelidad absoluta, pues suena difícil pensar que Julen Lopetegui se prive de contar con él. 

Carga consigo el estigma de su forma de posicionarse respecto al tema independentista catalán, pero política distante del verde, su compromiso con el conjunto ibérico está fuera de discusión, además de su profesionalidad en cada llamado nacional. Voces autorizadas como las de Javier Clemente y Vicente Del Bosque, lo confirman. Ambos defienden al central barcelonista, colocándolo en un rango de admiración, el que confían pueda mantener Julen, mostrando consenso a nivel interno en busca de sobre todo instar a la afición al respaldo, porque silbidos a Piqué, es silbar a todo el equipo, a la selección que tanta gloria ha dado en la última década, con Gerard como uno de los protagonistas.

Con el futbolista que este 2017 cumplió 30 años, España logró su primera Copa del Mundo, Sudáfrica 2010, reportándole de manera individual por su excelente actuación, ser nombrado en el once ideal de la FIFA ese año. Colectivamente contribuyó a que su elenco marcara la historia de estas citas, no sólo por el título, sino por ser una de las selecciones campeonas menos goleadas junto a Francia en 1998, con nada más que par de dianas recibidas, ambas en la fase de grupo, pues desde los octavos hasta la gran final, el central azulgrana, acompañado de quien seguro ha sido un espejo ideal para él, Carles Puyol, dejaron con las ganas a sus rivales, cuidando como buenos escuderos al magistral portero, Iker Casillas. 

En 2012 se cerraría un ciclo nunca antes logrado: 2 Eurocopas de forma consecutivas, unidas al cetro universal, y qué creen, Piqué era pieza fundamental en la defensa, esta vez como “pareja” de Sergio Ramos, muro casi infranqueable, muestra a las claras que dentro del campo las relaciones interpersonales no se encuentran ni cerca del vestuario. Polonia y Ucrania eran sede conjunta de un torneo donde el elenco dirigido por Del Bosque, apenas recibió un gol en todo el evento, siendo nuevamente en la ronda inicial. Por cierto, en Polonia, Piqué obtuvo su primer cetro con la selección nacional, el europeo Sub 19. Con esta veloz mirada, el aval es abrumadoramente a favor de su permanencia en La Roja. 

Su romance con el equipo que ahora conduce Lopetegui, lugar que Gerard nombra como familia, comenzó el 11 de febrero de 2009 en un amistoso ante Inglaterra en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla. Una unión de 8 años que rápidamente se abonó a las curiosidades, pues su primer duelo oficial con la 3 veces campeona del viejo continente, sería en el estadio de su archirrival en cuanto a clubes, el Santiago Bernabéu, el 28 de marzo de 2009, llevándose los reflectores al marcar el gol que daría el éxito 1-0 ante Turquía, camino al Mundial 12 meses y algo más, después. En dicho recinto, que por pura coincidencia lo lleva en sus apellidos, hace un mes vivió otro capítulo de hostilidad para con quien parece cambiar de idea y pudiera continuar más allá de Rusia 2018 con el equipo ibérico, idea que a un sector no debe haber agradado.

Albania, rival este viernes de España en el Rico Pérez de Alicante, no trae recuerdos agradables para el defensor culé. En octubre de 2016, como parte de las eliminatorias mundialistas, Piqué, minutos antes del partido, cortaría las mangas de su camiseta, lo que de inmediato suscitó un intenso debate en Twitter, siendo aclarado tras finalizar el choque por Susana Barquero en zona mixta, mostrando la chamareta de Ramos, quien si había jugado con mangas largas, para demostrar que no había ninguna bandera picada por Gerard. Tanta críticas hicieron que el zaguero declarara en aquel entonces que dejaría la selección tras 2018, aspecto que un años después parece bajar escalones en su pensar. 

El estadio que acogerá el duelo de este día 6, ya ha sido uno de los tantos territorios hostiles por los que ha tenido que pasar Piqué vestido de corto con La Roja, aunque tomando una de sus frases más famosas, todo comenzó en junio de 2015 en León. Lo ideal, sin extorsión de por medio sería que los aficionados aparcaran por 90 minutos el dilema con el futbolista catalán. Lo primero es la selección, cuentan todos y principalmente los que siempre han dicho si a pesar de las adversidades. Más allá de lo que pase en un futuro, el hoy es lo que vale: si Julen, la RFEF, así como toda la plantilla convocada se pronuncian a favor de Gerard, solo resta apoyar, él está y estará en el lugar a donde sus méritos y rendimiento lo han llevado. El fútbol es lo que importa.           

@cronicaryan

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.