- Foto Cortesía de: sportpesagames.com

Clásico en Bulgaria termina mal por provocación de un jugador a la hinchada rival

El polémico hecho generó controversias entre algunos de los asistentes al estadio

En la liga A de Bulgaria se jugó ayer uno de los tradicionales clásicos del país europeo, el Levski Sofia recibió al Ludogorets por los play-offs de esta competencia que ya va llegando a su parte final. 

 

El compromiso terminó 2-0 a favor de los visitantes, quienes abrieron el marcador en el primer tiempo, más exactamente al minuto 37 con una anotación de Claudiu Keserü, y más adelante, ya en los últimos minutos de juego, se presentó un choque entre dos hombres en el área del Levski, lo que provocó la expulsión de Ivan Goranov en el 79’. 

 

Un minuto después, al 80’, la diferencia aumentó con la anotación de penal de Cosmin Moti. Tras este gol se presentó un bochornoso incidente entre los jugadores y los asistentes al estadio, pues el hombre celebró mirando a la hinchada rival y abriendo los brazos, lo que inmediatamente desató su furia.

 

Los aficionados, molestos, intentaron invadir la gramilla y luego, uno de ellos quedó atrapado en el banco de suplentes. Finalmente, el altercado terminó con la salida del protagonista del suceso, quien ya había recibido tarjeta amarilla en la primera parte del compromiso. 

 

Con el triunfo, el Ludogorets se acomodó en la primera posición dentro de la tabla de clasificación con 67 puntos, mientras que el Levski es tercero con 58 tantos, dentro del selecto grupo de los 6 mejores equipos de la competencia.

 

El héroe desconocido en el cuarto gol del Liverpool

Un recogebolas formó parte de ese gol que consolidó la victoria del equipo inglés
La presente edición de la UEFA Champions League ha sido de varias sorpresas por los marcadores y los equipos que han clasificado a las fases...