- Foto Cortesía de: Twitter @TyCSports

Colombiano llegó al entreno de Boca para agradecerle a Russo los triunfos que consiguió con Millonarios

El paso del argentino por el club embajador estuvo lleno de críticas por su estilo de juego, sin embargo, logró coronarse en dos ocasiones ante rivales acérrimos del equipo azul

Miguel Ángel Russo tuvo un corto paso por nuestra Liga, pues la inconsistencia del torneo y la falta de confianza por parte de la mayoría de los dirigentes nacionales no logran sostener a un técnico en el puesto, ya que si llega a tener un bache o si no logra conseguir algún título se le retirará del cargo, por lo menos es así en la mayoría de los casos.

 

Hay que tener en cuenta que solo existen cuatro competencias locales durante un año en Colombia, dos ligas, una copa y una superliga, además de ser 20 equipos los que las disputan; en la copa se suman los clubes que militan en la segunda división, por lo que el porcentaje que tienen los equipos para conseguir un triunfo es de menos del 1%; todo así y muchos siquiera logran invertir en conformar escuadras medianamente competitivas.

 

Por eso el hecho de que técnicos como Russo que llegan al país a trabajar, a conseguir títulos y a revivir a equipos que llevaban años sin conseguir algún campeonato, es de para destacar, caso similar al de Alberto Gamero con Boyacá Chicó y Tolima, o de Alexandre Guimaraes recientemente con América de Cali.

 

El manejo de grupo y los planteamientos que obtienen este tipo de técnicos no son del gusto de muchos de los fanáticos de los clubes más populares en Colombia, pues en muchas ocasiones se valoran sus modelos tácticos sobre la constante petición que tienen los hinchas por un "fútbol vistoso".

 

Sin embargo, esta situación no es mayoría para todos los hinchas en Colombia, pues algunos deciden tener paciencia ante los procesos que "pintan bien" y que terminan generando buenos resultados posteriormente, como fue el caso de Miguel Ángel Russo cuando dirigió a Millonarios, pues obtuvo un título ante su acérrimo rival, Independiente Santa Fe, y después logró la Supercopa de Colombia, frente a Atlético Nacional.

 

El paso del argentino por nuestro país estuvo rodeado de constantes críticas por su estilo de juego "rudo", falto de defensa y sin capacidad de cerrar gran parte de los partidos que disputó, no obstante, este estilo de juego fue quien lo llevo hasta las finales y le otorgó el triunfo ante los cardenales por tres goles a dos.

 

Por otra parte, en el aspecto extra futbolístico Russo padeció un periodo de grave estado de salud debido a un cáncer que lo tuvo por fuera de las canchas en gran parte de la temporada de 2017, pero gracias a la atención de los prestadores de salud colombianos y el apoyo del club embajador, permitieron que el estratega pudiera solventar esta dura etapa de su vida.

 

Ahora bien, con respecto al cariño que logró impregnar a muchos de los hinchas embajadores, se destaca el de un fanático bogotano que aunque vive en Argentina, logró ser motivado por la labor de Russo y decidió ir hasta el lugar de entrenamiento de Boca Juniors, nuevo club del mencionado estratega en Buenos Aires.

 

Se trata de Juan Pablo, fanático de Millonarios que decidió comprarle una casaca especial a un amigo, dicha vestimenta tiene en la parte delantera el rostro del técnico Miguel Ángel, mientras que en el posterior se aprecian las fechas en las que dicho estratega logró coronarse campeón con los embajadores: 17 de diciembre de 2017 y el 07 de febrero de 2018.

 

El fanático, viendo que Russo llegaba al club xeneixe decidió acercarse hasta "Casa Amarilla" con la intención de obtener un autógrafo y una foto con quién, según Juan Pablo: "me ha dado los dos días más felices de mi vida".

 

Finalmente y como lo pudo informar el medio de comunicación argentino TyCSports, el sueño de este hincha se pudo conseguir, tal y como lo demostró a través de su cuenta oficial de Twitter.