- Foto Cortesía de: PlanetaFobal.Com

¿Cómo estuvo el Grupo D de la Copa Africana de Naciones?

Integrado por Ghana, Malí, Egipto y Uganda, fue el más parco en anotaciones: solo seis en igual número de juegos

El 19 de octubre pasado se llevó a cabo el sorteo de la Copa Africana de Naciones 2017, dejando sembrados en el Grupo D a los equipos de Ghana, que ha sido campeón continental en cuatro ocasiones (1963, 1965, 1978 y 1982), Malí, subcampeona en 1972, Egipto, que es el país más ganador de la CAN con siete títulos (1957, 1959, 1986, 1998, 2006, 2008 y 2010) y Uganda, subcampeona en 1978. Por historia, Ghana y Egipto eran los llamados a clasificar, pero el presente de Malí podría augurar un soñado paso a la siguiente ronda: Uganda se alistaba para dar la sorpresa. 

Así fue el desarrollo de este grupo:

Primera fecha:

Ghana se enfrentó a Uganda en la apertura del grupo. La selección ghanesa, que llegó a cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010, era claramente superior a su rival, y así lo demostró en el desempeño del partido. Era el dominador absoluto del balón y quien se acercaba con peligro al arco rival, aunque el merecido gol se demoró media hora en llegar, luego de una sujeción en el área cometida a Assamoah Gyan, gran referente de la selección de Ghana. Del cobro se encargó André Ayew, convirtiendo la pelota quieta en gol. Era el 1-0 y Ghana quería aún mas. Uganda sorprendió a pocos minutos del final de la primera parte, con una pelota que rebeldemente se estrelló en el palo. Ghana sonreía a su buena suerte y así se iba el primer tiempo. Uganda creció como equipo y se sintió más seguro en la segunda mitad, aunque sin lograr intimidar a Ghana con mayor peligro. Los ghaneses se replegaron y prefirieron reservar fuerzas para el siguiente encuentro, mientras Uganda buscó con afán el empate, que nunca llegó. El partido terminó 1-0 a favor de Ghana.

 

Del partido de fondo se encargaron Malí y Egipto. El ganador de este juego habría dado un paso importante a la clasificación, pensando en que ambas escuadran eran rivales directas. Egipto, dirigido por Héctor Cúper, tenía el dominio del balón pero dejaba serias dudas en su zaga, que Malí por desgracia no supo aprovechar. El primer tiempo llevó consigo la lesión del portero egipcio Ahmed El Shenawy, que tuvo que ser reemplazado por el veteranísimo arquero Essam El Hadary, quien a sus 44 años ha vestido la camiseta de Egipto más de 100 veces y es convocado a la selección nacional desde 1999. Malí intentó aprovechar la edad de El Hadary considerando que ya no era el portero flexible de antaño, pero el meta egipcio tuvo un par de muy buenas intervenciones. A pesar de que el segundo tiempo estuvo ampliamente dominado por Malí, el gol nunca llegó y ambos equipos se fueron a las duchas con un punto. Marcador final, 0-0.

 

Segunda fecha:

Ghana se enfrentaba a Malí buscando un resultado que le permitiera avanzar de una vez a la segunda ronda. Si bien el juego no tuvo llegadas de entrada, sí tenía como claro dominador a Ghana, que a los veinte minutos abrió el marcador por intermedio de Gyan, que de cabeza resolvió un buen centro de Jordan Ayeq. El primer tiempo fue escaso en opciones, pero el segundo tuvo un mayor movimiento, con una buena amenaza de Malí a los 55 minutos, bien contenida por el portero Brimah Razak. Repitió Malí a los 65 pero Razak respondió muy bien, y faltando solo diez minutos Malí tuvo una inmejorable oportunidad que fue despejada prácticamente de la linea de gol, luego de un grave error de Razak. Los últimos minutos fueron de presión de parte de Malí buscando el empate, pero un Razak inspirado respondió a la perfección a los 89 minutos tras un disparo de Kalifa Coulibaly, y a los 92 minutos tras un potente zurdazo de Bakary Sako. Razak era la figura y Ghana se clasificaba a la siguiente ronda, mientras Malí, con solo un punto, veía difícil su continuidad en el torneo.

 

Egipto venía de empatar y Uganda había sido derrotada en la primera fecha. El Hadary se convertía con su titularidad en el portero más longevo en jugar una Copa Africana. El dominio egipcio fue abrumador en la primera parte del partido, pero no tuvo definición en las tres opciones que tuvo antes de la primera media hora. Quizás esto llevó a Uganda a proponer en el juego y a acercarse con peligro al arco de El Hadary, que respondió positivamente cuando se le exigió. El 0-0 reflejaba la poca claridad ofensiva de ambas escuadras. El segundo tiempo trajo una anotación para Uganda pero fue anulada por el árbitro, por claro fuera de lugar. A los 56 Uganda de nuevo intentó pero El Hadary se hacía con el balón, que giraba con sorpresa y casi se va al fondo de la red. Uganda hizo todo el esfuerzo por el gol, pero a los 89  minutos un zapatazo del egipcio Ahmed Said acabó con el sueño ugandés, que seguía sin puntos ni goles tras dos partidos pero además quedaba eliminada del torneo, pues aun ganado en la última fecha no alcanzaría a Ghana (seis puntos) ni a Egipto (cuatro puntos).

 

Tercera fecha: 

Simultáneamente se jugaron los partidos entre Ghana y Egipto, y Uganda y Malí; estos últimos eran los únicos dos equipos del torneo que no habían marcado goles. Ghana ya tenía su cupo a la siguiente fase, mientras Egipto y Malí luchaban por el paso a la siguiente ronda. Una victoria de Malí y una derrota de Egipto por igual marcador forzarían un sorteo para definir el otro clasificado del grupo. Por tanto, los juegos tenían una trascendental importancia. Malí tenía la desventaja de jugar en un campo anegado por la cantidad de agua que cayó tras un potente aguacero horas antes del encuentro, aunque recurrió al buen juego para poder llegar al triunfo. Egipto, por su parte, entendió a las claras sus necesidades y a los 11 minutos ya ganaba 1-0 con anotación de Mohamed Salah, con cierta complicidad del portero Razak. Malí por su parte sufría para llegar al arco ugandés, buscando la anotación que mantuviera su esperanza de clasificación.

 

La primera mitad acabó en ambos partidos, y los planteamientos fueron más agresivos en la segunda etapa. Ghana se animaba a buscar el empate y solo las providenciales apariciones de El Hadary y su defensa hacían que el gol no llegara. Mientras tanto, Uganda rompía con el sueño de Malí al marcar por intermedio de Farouk Miya. Un auténtico golazo. Malí apretó y a los cinco minutos encontró el empate gracias a Yves Bissouma, juvenil delantero que cobró de manera espectacular un tipo libre anotando uno de los mejores goles del torneo. Ghana por su parte se animó a anotar y lo intentó en exceso; incluso en el último minuto un disparo de Ayew provocó la espectacular atajada de El Hadary, que demostró de nuevo su gran capacidad bajo los tres palos más allá de su edad. Los dos partidos llegaron a su final, ganando Egipto 1-0 a Ghana y empatando Uganda y Malí 1-1.

 

La clasificación final dejó a Egipto líder con siete puntos, escoltado por Ghana con seis. Malí quedó tercero con dos puntos y Uganda llevó el farolito del grupo con solo una unidad. Así las cosas, en la segunda ronda Ghana enfrentará a la República Democrática del Congo y Egipto se medirá ante Marruecos, en un encuentro clásico del continente.

Duelo por el primer lugar

Alemania y Chile miden fuerzas en la búsqueda del primer lugar del grupo B
La segunda jornada del grupo B de la Copa Confederaciones enfrenta a alemanes con chilenos en la Arena Kazán. Ambas escuadras vienen de obte...

BOMBA I Paolo Guerrero se viste de "Diablo"

Toluca se refuerza de cara al centenario
El año 2017 será motivo de festejo para el club "choricero", debido a que cumplen 100 años de haberse formado y por ...

Nuevo tatuaje hot de Lio Messi

El astro del fútbol mundial tiene nuevo dibujo en su cuerpo
El delantero del Barcelona se está poniendo a punto para comenzar una nueva temporada, en el receso que hubo por las vacaciones aprovech&oac...

Los 5 partidos que marcaron la vida de Kaká

El futuro del brasileño es incierto, acaba de anunciar que deja el Orlando de la MLS
Ricardo Izecson dos Santos Leite, más conocido como Kaká, ha cerrado una etapa más en su carrera al anunciar que se retira del...