- Foto Cortesía de: AC Milan

¿Cómo le fue a Zlatan la última vez que se vistió de Rossoneri?

El sueco fue confirmado en las últimas horas

Es un hecho, Zlatan Ibrahimovic, con 38 años, fue confirmado como nuevo refuerzo del AC Milan para lo que resta de temporada en la Serie A. Lo que durante semanas estuvo en las portadas de los principales medios en Italia resultó ser un hecho luego que el Rossoneri lo confirmara con una larga expectativa por parte de la afición. 

 

Después de siete años, el sueco que ya fue protagonista en otros países vuelve a vestirse de rojinegro luego de quedar como jugador libre tras su paso de dos años en la Major League Soccer, con Los Angeles Galaxy, siendo, además, un futbolista figura en la liga estadounidense, aunque, como es costumbre, en medio polémicas por sus declaraciones. 

 

“Estoy volviendo a un club que respeto enormemente y a una ciudad que amo. Lucharé con mis compañeros para cambiar el curso de esta temporada y centrar nuestros objetivos", fueron las primeras palabras que el equipo italiano publicó sobre el regreso del delantero que ha demostrado que, a su edad, sigue teniendo gran calidad y opciones de marcar la diferencia donde quiera que esté. 

 

El AC Milan, un equipo que no ha podido levantar cabeza en la Serie A desde hace años, ahora busca con su vieja figura mejorar los resultados que lo han llevado a ser poco tenido en cuenta como un club desequilibrante y, por el contrario, lleva mucho tiempo siendo un comodín en cuanto a resultados, con respecto a sus rivales. 

 

Sin embargo, ¿la última vez que Zlatan se vistió de Rossoneri fue realmente importante para el equipo?

 

Ibra ha estado en los equipos más ganadores o importantes de cada país en el que ha dado de qué hablar: Ajax, Juventus, Inter , Barcelona, Paris Saint-Germain, Manchester United y Los Angeles Galaxy, son las camisetas que ya vestido y con las que tiene en su espalda un total de 788 partidos y 473 goles anotados. 

 

Aunque no solamente con la camiseta del AC Milan, Italia ha sido uno de los países en los que mejores resultados ha dado, incluso, ha logrado grandes reconocimientos en el Calcio, así como en otros países: cinco títulos de máximo goleador, 2 en Italia, ganador 11 veces del Guldbollen, el premio al mejor futbolista sueco. En la Serie A fue elegido 3 veces mejor jugador absoluto y 5 otras como mejor jugador extranjero.

 

Justamente en su regreso, Zlatan llega como uno de los jugadores con los que el Milan levantó el último trofeo del Calcio alcanzando, en la Serie A de 2011: además, también se hizo con el título de la Supercopa de Italia en el mismo año, con Ibra en su plantilla. Desde entonces, el Rossoneri solamente se hizo con el título de la Supercopa de Italia enfrentando a la poderosa Juventus en 2016. Desde entonces, no ha logrado ser mayor protagonista en su país ni fuera de él. 

 

Con el Milan, Zlatan disputó 86 partidos oficiales, anotó en 56 oportunidades y sirvió con asistencias en 24 ocasiones; todo esto durante las temporadas 2010-11 y 2011-12. Después de su buen paso por Italia, tras haber vestido antes las camisetas del Inter y la Juventus, Ibrahimovic se movió a Francia para ser campeón también en el PSG y posteriormente en el Manchester United de Inglaterra.