- Foto Cortesía de: OneFootball

Córdoba arrepentido de la “viveza” que les faltó en 1996 con los papelitos de River Plate

Fue la cuarta final internacional que perdió América de Cali

Junio 26 de 1996 y el Monumental de Buenos Aires era una caldera. River Plate llegaba a una final de Copa Libertadores luego de 10 años y casualmente ante el mismo rival. Se dice extraoficialmente que hubo cerca de 90.000 espectadores ese día, fue una de las salidas más espectaculares de un equipo y los colombianos llegaban con la ventaja 1 – 0.

 

América de Cali ya habia perdido las finales en 1985 (Argentinos Juniors), 1986 (River Plate) y 1987 (Peñarol). Ese día la cancha quedó blanca de todos los papeles que tiraron y a los 6 minutos ya se había igualado la serie con un gol de Hernán Crespo. Hubo un pase rastrero del “Burrito” Ortega al segundo palo y el balón no se veía.

 

En diálogo con Líbero de TyC, Córdoba recordó: “Lo que no nos imaginábamos era que nos íbamos a encontrar con una salida tan impresionante. Éramos muy jóvenes todos, yo ya había tenido varios eventos, pero esa salida fue impresionante. Me faltó un poco más de viveza en el momento de empezar el primer tiempo. Yo debí haber pedido al árbitro que retirara todos los papelesde mi arco. En el primer gol todos nos quedamos mirando, no vimos el balón y vemos a Crespo convirtiendo en el segundo palo”.

 

Lo peor para Córdoba llegó a los 59 minutos con un mal rechazo que terminó en el segundo gol de Crespo y el título para River Plate. Ya parecía una maldición para los “escarlatas” en las finales de la Copa Libertadores, para los “millonarios” sería su segundo trofeo en este campeonato. “Es una de las mejores salidas que yo he visto”, remató el arquero vallecaucano.