- Foto Cortesía de: La Estrella Panamá

Creían que el hijo de futbolista había muerto por coronavirus y el jugador confesó su asesinato

Las declaraciones fueron dadas por el mismo defensor, hace algunas horas

El Coronavirus no ha sido condescendiente con ninguna parte de la población mundial y ha afectado a los diferentes sectores de la sociedad, impactando también al mundo deportivo. En este caso, no solamente se han contagiado algunos jugadores, sino que otros pocos han fallecido; también familiares cercanos a los protagonistas del deporte han perdido la vida por causa de esta pandemia, y un caso insólito se conoció recientemente. 

 

Se trata del hijo de Cevher Toktas, futbolista turco que hace algunos años fue protagonista en el Hacettepe, club de primera división de Turquía en ese momento, y que además militó en varias escuadras de categorías menores. Inicialmente se conoció la historia del niño de cinco años, que había dado positivo en la prueba del Covid-19 y que tras presentar complicaciones de salud por los síntomas, principalmente por la fiebre alta, fue internado en una clínica de la ciudad de Bursa. 

 

Horas después de ingresar a cuidados intensivos, el menor falleció y aunque inicialmente se supuso que había sido por una falla respiratoria relacionada con la enfermedad, después el futbolista confesó que él era quien lo había asesinado. El defensor central dijo: “Puse una almohada en la cabeza de mi hijo, que estaba acostado boca arriba. Apreté durante 15 minutos sin parar”. Además, añadió que: “La única razón de haberlo matado fue porque no lo quería. No tengo ningún problema mental”, concluyó. 

 

Luego de su testimonio, el jugador que actualmente forma parte del Bursa Yildirim Spor, de la liga aficionada de su país, y que ha pasado por clubes de la segunda y la tercera división, está siendo investigado por las autoridades y podría enfrentarse hasta a una cadena perpetua por el homicidio del pequeño.