- Foto Cortesía de: Getty Images

Dame esos cinco

Demostrando que ni la Navidad trastoca su poderío ofensivo, Liverpool pulverizó con un contundente 5 - 0 al Swansea City

El poderío ofensivo del Liverpool no descansa ni en fiestas navideñas. Aprovechar esta jornada de 'Boxing Day' era esencial para que los de Jürgen Klopp no perdieran de vista a su principal objetivo tras despedirse de la lucha por el título: quedar en zona de Champions League. Así pues, la visita del Swansea City a Anfield Road le daba a los locales el panorama asequible para puntuar de a tres en estos días festivos.

Liverpool tuvo un arranque frenético. Ni bien Kevin Friend pitó el saque, los 'Reds' se adueñaron del timón del partido y se posicionaron en campo contrario para, de buenas a primeras, no dejarle al Swansea ni un cachito de oportunidad de llevar peligro a Simon Mignolet. De ese modo, un robo de Roberto Firmino en campo contrario terminó en un golazo de Philippe Coutinho. El brasileño tuvo el panorama claro desde que Mohamed Salah lo encontró al borde del área. No dudó en ningún momento, marcó su habitual diagonal hacia adentro, y con un potente derechazo venció a Lukasz Fabianski.

Con ese tanto, el ex Inter no solo celebraba por séptima vez en este curso por Premier League, también se daba un pequeño regalo para celebrar su partido 200 con la camiseta del Liverpool. Además, reafirmaba lo que desde inicio de temporada se ha hecho realidad: no hay mejor lugar para Coutinho que Anfield, luego de que Barcelona haya timbrado en más de una ocasión el teléfono preguntando por él.

De ahí en adelante, a diferencia de lo que se pensaba tras el tempranero gol, Swansea exprimió al máximo sus limitadas virtudes para transformar cualquier posesión, por mínima que fuese, en peligro para el Liverpool. Pese a que en materia defensiva Roque Mesa dejó mucho que desear, su posición en la zona central del campo fue vital para darle sentido a los intentos de contragolpe de la visita. El problema en sí, radicó más en la poca precisión para desequilibrar por fuera de Oliver Mcburnie y Wayne Routledge, dejando demasiado solo a Jordan Ayew: el internacional ghanés fue presa fácil para Matip y Klavan.

El trámite en la segunda parte tuvo un giro tremendo. El desgaste durante los primeros 45' dejó secuelas en los jugadores del Swansea, quienes agotados y desprotegidos ante el ritmo que imponía el Liverpool, vieron pasar con impotencia a Salah, Firmino y Coutinho, los tres jugadores ofensivos que tuvo Klopp en su delantera. Precisamente estos dos últimos estuvieron involucrados en el segundo gol: un tiro libre al segundo palo ejecutado por Philippe le dejó servido a Roberto Firmino la posibilidad de aumentar la ventaja. El '9' brasileño no dudo en tirarse de volea para firmar el 2 - 0.

Con dos goles en contra, Swansea mostró poco o nada en materia de rebeldía. Liverpool solo tuvo que mantener la posesión por todo lo ancho del campo para así lograr lo que no pudo en el primer tiempo: abrir pasillos interiores para que Coutinho, quien en determinados momentos se recogía hacia el medio para fungir de mediapunta, tuviera mayor contacto con el balón para así conectarse más con la dupla Firmino-Salah.

El tercer y cuarto gol del Liverpool cayeron en menos de tres minutos, Primero Alexander-Arnold cogió un rebote dentro del área para marcar no solo el tercero, sino también para celebrar su primer gol en Premier League. Segundos después, dando muestras de que en la delantera del Liverpool no importa quien marque sino que el equipo celebre, Mohamed Salah asistió a Roberto Firmino para le ponga sello a su segundo doblete en la temporada. Un 4 - 0 que desnudaba nuevamente al colero del torneo.

Los 24' minutos restantes solo sirvieron para que Klopp mueva su banquillo y le dé descanso a sus muchachos. Mohamed Salah, Roberto Firmino y Andrew Robertson, de gran partido los tres, salieron para que Adam Lallana, Dominic Solanke y James Milner tengan minutos en este inicio 'Boxing Day', además de guardarlos para el complicado partido del sábado ante el impredecible Leicester City.

Con los pesos pesados del equipo desncasando en el banquillo, Oxlade-Chamberlain se dio la maña de recorrer unos metros más adelante para llegar al área. El ex Arsenal fue premiado por su insistencia y con un disparo en curva cerró el negocio con una 'manito' en favor del Liverpool. Así, con esta goleada, Swansea regresa a Galés con más dudas de cara a lo que resta de la temporada con miras a salvar la categoría.

Liverpool, por su parte, recuperó la cuarta casilla y se mantiene expectante para coger el tan peleado cupo para Europa. La distancia que los separa del Manchester City invita a los de Klopp a poner toda su concentración en los octavos de final de la Champions League que se les viene en febrero.

Alineaciones:

Liverpool: Simon Mignolet; Alexander-Arnold, Matip, Klavan, Robertson (James Milner. 76'); Alex Oxlade-Chamberlain, Emre Can, Giorginio Wijnaldum; Mohamed Salah (Adam Lallana, 68'), Philippe Coutinho y Roberto Firmino (Dominic Solanke, 68').

DT: Jürgen Klopp

Swansea City: Lukasz Fabianski; Naughton, Fernández, Mawson, Olsson; Roque Mesa (Samuel Raymond, 66'), Leroy Fer (Renato Sanches, 78'), Carroll; Routledge, Mcburnie (Abraham, 62') y Ayew.

DT: Leon Britton

Resumen del partido: