- Foto Cortesía de: laliga.es

De héroe a villano

Piqué manda a callar los insultos

El polémico defensa central del Barcelona tuvo una actuación destacada en el clásico de catalán, el jugador marcó el gol del empate 1-1 que le sirvió al Barcelona para conservar su invicto en liga.

Lo más trascendental del encuentro fue la celebración de Piqué, quien luego de anotar el gol no desaprovecho la oportunidad para tomar “venganza” de los insultos recibidos hacia él y su familia en los últimos partidos. El dorsal 3 blaugrana celebró llevándose el dedo a la boca haciendo la seña para que se callaran y el estadio enmudeció.

Hay que decir que aunque el jugador no es muy querido, todo empeoro a raíz de las declaraciones en las que manifestó que el Espanyol era de Cornellà, lo que disgusto a la afición rival.

Tendremos que esperar como termina esta historia, además de ver si alguna de las partes recibe sanción por parte de la comisión disciplinaria de la Liga.

Investigan caso de racismo en contra de Salah

El hecho se dió en el encuentro ante el West Ham
Tristemente, en el mundo del fútbol (y sobre todo en Europa) el racismo es una constante en los estadios. Ahora, la Premier League mancha un...