- Foto Cortesía de: Marca

Derbi de reparto

Otra igualada

Pensando en Europa llegaba el enfrentamiento entre los grandes de Madrid, el mejor partido de la jornada 31 de La Liga Santander. Tanto Zidane como Simeone introdujeron cambios en sus onces, dando entrada a jugadores suplentes, con la mente en los duelos de entre semana, único objetivo de título que le queda a ambos clubes. Para el Real Madrid, quizás, más interés en los tres puntos, pues andan terceros en la tabla, detrás de sus contrarios de turno y porque además hace cuatro derbis que no derrotan al Atlético en el Bernabéu.

Con planteamientos similares, un 4-2-2, Estrada Fernández daba inicio a un choque, que en sus primeros 45 minutos pocas emociones brindó a los aficionados presentes y a los que estaban siguiendo el partido a través de sus televisores. Con Vitolo en el campo, el Cholo pretendía ponerle velocidad a los contragolpes rojiblancos, sistema al que el técnico argentino se aferra casi siempre, pero el ex del Sevilla poco hizo abierto por la banda derecha. Del otro lado, la combinación entre Asensio y Marcelo por el andarivel izquierdo era un puñal para la disminuida zaga colchonera, algo que intentaban imitar Vázquez y Carvajal por el carril diestro. El objetivo era claro, lanzar centro al área para buscar la testa de Cristiano y del Bale; que había comenzado por Benzema.

Los primeros 20 minutos eran algo soso, un Real Madrid que lo buscaba más, pero que le faltaba precisión en los envíos aéreos o chocaban contra el muro llamado Oblak. El esloveno era el mejor de los visitantes, lo que hablaba claramente del dominio merengue y de un Atlético falto de ideas en ofensiva, sin pasar por alto que estaban tan encerrados atrás, teniendo que recorrer muchos metros para hasta incluso cruzar la línea divisoria. Ronaldo y Varane eran víctimas de Oblak, que como de costumbre aguaba los festejos blancos. De Griezmann y Costa, si noticias mientras se aproximaba la media hora de juego.

Un buen pase entre líneas de Koke, encontró a Diego, que se metió en el área, pero él la quiso finalizar, cuando pudo asistir al francés que llegaba prácticamente solo. Al final, Keylor al córner. Esa fue la acción más peligrosa de los visitantes en toda la primera mitad. Los de Zidane continuaban mostrando más por conseguir el gol, lo que estuvo muy cerca de ocurrir al minuto 41 en una doble acometida en la que entre la madera y el guardameta lo impidieron. Marcelo desviaba su habitual camino de ganar el fondo de la cancha, recortó hacia el centro y con su pierna menos fuerte; la derecha, remató, pero el larguero también juega. En la misma jugada Carvajal recogió el rechace, chutó al arco, pero ahí estaba Oblak. La igualdad no se rompió y era tiempo de ir a descansar.

A la vuelta de los vestuarios la tónica no cambió. El Real Madrid insistía e insistía y antes de los 10 minutos iniciales del complemento encontraba con justicia el premio. Salida en velocidad por la banda izquierda; la más activa, centro de Gareth Bale y Cristiano, sin despeinarse, a mesa servida, fusiló al portero rojiblanco. Era el 54, CR7 celebraba su diana número 23 en la competición ibérica, aunque esta vez, a pesar de ser un balón por alto, no le hizo falta su cabeza. Los reflectores también para Lucas Hernández, que perdió la referencia del portugués, dejándole suelto en su habitad natural.

La reacción llegó más rápido de lo que los fanáticos merengues tenían calculado. Un pase de Thomas a Griezmann, éste vio al desaparecido Vitolo, que devolvió la redonda al galo, para como en la campaña anterior, en el mismo escenario y en la misma portería, batiera a Navas sin mucho esfuerzo. Igualada en  la pizarra al 57, empate entre las máximas figuras de cada conjunto. Inmediatamente, aprovechando el impulso anímico, los colchoneros casi dan vuelta al marcador en un minuto. Veloz combinación colchonera que terminó en los pies de Koke, quien mandó un misil, despejado por Keylor, otra vez salvador. El tico volvía a aparecer para salvar a los suyos cuando mejor se mostraba el rival.

De ahí en adelante se vinieron cambios en cada uno de los conjuntos, confirmando que la vista estaba puesta en la Champions y en la Europa League. Para sorpesa de todos, Zidane metió a Karín por Cristiano al 62, mientras Simeone posteriormente introducía a Gabi por Costa. Las intenciones volvieron a ser las mismas de la primera mitad, los locales desbordaban y centraban, los visitantes aguantaban. Ya es costumbre ver a los elencos del Cholo jugar con fuego, pero esta vez no se terminaron quemando. Tras media hora de rondar la ventaja, un libre directo cobrado por Sergio Ramos fue lo más cerca que se vio el 2-1. Nuevamente Oblak con otra estirada evitaba la caída de su arco. Se andaba por el 90, fue el último intento por ambas partes en girar a su favor el derbi. Los tres minutos de descuento sobraron. El Barcelona recupera los puntos perdidos el fin de semana anterior. El Real Madrid seguirá viendo al Atlético a cuatro unidades, pero con una jornada menos.

Once del Real Madrid: Keylor, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Asensio, Kovasic, Kroos, Lucas Vázquez, Bale y Cristiano

Once del Atlético: Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Lucas Hernández, Vitolo, Thomas, Saúl, Koke, Costa y Griezmann

Árbitro: Estrada Fernández

Estadio: Santiago Bernabéu

@cronicaryan

Cuando Özil culpó a su padre de salir de Real Madrid

El alemán aseguró que salir del merengue fue la decisión más difícil de su vida
Tuvieron que pasar seis años para que Mesut Özil se enfrentara a su exequipo. En medio de la gira de los grandes equipos europeos, el R...