- Foto Cortesía de: Zimbio

Después de un gran Mundial se compró una mansión como regalo

No logró ser campeón pero dejó gran esperanza para su selección.

Jordan Pickford fue una de las grandes revelaciones de Rusia 2018. Hace varios años Inglaterra no tenía un arquero que diera confianza hasta que Gareth Southgate le dio la confianza a este joven que conoció en las selecciones juveniles.

 

De 2012 a 2015, Pickford pasó por equipos de quinta hasta la segunda división. No fue hasta 2016 cuando tuvo la oportunidad en la Premier League con el Sunderland, club donde se formó. En 2017 el Everton pagó 34 millones de euros por el guardameta y se convirtió en la figura de la última temporada.

 

A pesar de sus buenas actuaciones no llegó con mayor expectativa al Mundial. Sin embargo, fue pieza fundamental para Inglaterra que luego de 28 años pudo volver a una semifinal de la Copa del Mundo. Finalmente, los europeos cayeron en la semifinal ante Croacia y perdieron el partido por el tercer puesto con Bélgica.

 

En las últimas horas el diario The Sun informó que Pickford compró una majestuosa mansión valorada en cerca de 3 millones de dólares. El arquero de 24 años se mudará junto a su novia Megan Davison a la propiedad ubicada cerca al estadio del Everton. A pesar de que se rumora que el jugador tendría varias ofertas está decisión haría pensar que se queda en el club de Liverpool.

 

 

Dembelé podría seguir su carrera en China

El jugador del Tottenham no ha tenido participación en el primer equipo
Desde su lamentable lesión en el tobillo el pasado mes de noviembre cuando se enfrentaban a los 'Wolves', el mediocampista del ...