- Foto Cortesía de: La Taberna Online

¿Dinero o títulos? la disyuntiva que se plantea el Mónaco al final de temporada

El equipo del principado logró volver a los primeros planos del futbol europeo y los grandes del continente buscan desmantelarlo. ¿Gloria, negocios o ambas cosas?

El Mónaco logró esta temporada quitarle el título de Campeón al PSG en la Ligue 1. De esta manera, rompió una hegemonía de 4 títulos consecutivos del PSG. Con un equipo joven y ofensivo ideado por su director técnico Leonardo Jardim y principalmente por el director deportivo Antonio Cordón, quien venía de 17 años en el Villarreal habiendo realizado un gran trabajo con el club español.

El equipo del Principado integrado en su mayoría por menores de 25 años, consiguió el título de la Liga, llegó a semifinales de Champions League y final de la Copa de la Liga. Estas actuaciones sobresalientes de las jóvenes figuras dispara rápidamente la atención de los grandes y más poderosos equipos de Europa que hace unas semanas posaron sus ojos sobre varios de los jugadores de mayor proyección que fueron el motor del sorprendente equipo monegasco. El City no se demoró y ya se aseguró a Bernardo Silva, el portugués, un volante creativo y de rendimiento superior esta temporada fue pagado nada menos que 80 millones de Euros por el equipo ciudadano.

Luego de esta primera transferencia, surge una pregunta que podemos analizar, ¿Debe el Mónaco aprovechar y vender a sus figuras o debe continuar con el proceso que arranco desde la llegada de Cordón?

Frente a la arremetida de las grandes potencias muchas veces las ofertas son irrechazables, el caso del City y Bernardo Silva es una muestra de ello. Siendo el Mónaco un proyecto del Multimillonario ruso Dmitri Rybolovlev y habiendo realizado varios años de grandes inversiones es lógico que quiera empezar a recuperar un poco del dinero invertido en las anteriores temporadas. Pero claro está que si contrató a Cordón, es para realizar un proyecto a largo plazo y crear un equipo protagonista en su Liga y en Europa con buen juego e identidad, apoyado principalmente con jugadores jóvenes de la cantera del club e incorporaciones que signifiquen, no solo refuerzos para el plantel, sino también grandes negocios económicos en el futuro. Una de las pocas maneras de ingresar a esa elite del fútbol mundial del que forman parte equipos como Real Madrid, Barcelona, Bayern Munich y Juventus, entre otros, es intentar mantener una base del plantel después de los logros de este año. Seguramente la idea del Director Deportivo español del Mónaco sea realizar una o dos grandes transferencias y mantener al resto del equipo para intentar repetir y mejorar su performance en la próxima temporada. Todos los ojos están puestos ahora, después de la venta de Silva, sobre Mbappé, el delantero de tan solo 18 años que convirtió 26 goles en el año, 6 de ellos en Champions League, jugador al que su rendimiento puso en carpeta del Real Madrid y la Juventus de Italia.

Está comprobado en la historia del fútbol mundial que los grandes equipos se han formado como resultado de proyectos a largo plazo. Hay equipos que por diversos factores han conseguido títulos sin respetar procesos de crecimiento y formación y esos triunfos fueron efímeros. Los clubes que suelen mantenerse en los primeros lugares, surgen de planificaciones que llevan años y si el Mónaco quiere formar parte de ese grupo selecto de equipos europeos deberá mantener la base del equipo que brilló esta temporada. Mantener el equipo no solo significará obtener títulos a largo plazo sino que se tratará, también, de un gran negocio para sus dueños. De esta manera, lo hecho este año no será un oasis en medio del desierto sino que todo tendrá sentido.

@santislosada

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.