- Foto Cortesía de: @JuezCentral en Twitter

Dos equipos venezolanos se negaron a jugar como protesta ante crisis energética

En Venezuela ya se cumplen cerca de 72 horas sin energía

No es un secreto la difícil situación que viven en Venezuela y que, incluso, ya tocó al fútbol profesional. Es el caso del partido entre Zulia y Caracas, en el que los jugadores estaban siendo obligados a jugar, pero que de manera categórica hicieron una pequeña protesta, por lo que el partido finalmente tuvo que ser suspendido.

Un apagón nacional que afecta a toda Venezuela ha dejado sin energía eléctrica y una grave crisis en el país. Por esta razón, el juego entre Zulia FC y Caracas tuvo un inesperado final, pero que deja por sentado la situación actual del país.

Zulia recibía a Caracas por la novena fecha de la Liga de Venezuela, el estadio estaba sin energía  y, claramente, sin ningún acompañamiento de aficionados, sin olvidar que por días todo el país ha estado sin luz, por lo que antes de que empezara el partido, el mismo que los entes de control estaban obligando a jugar, optaron por quedarse parados, sin moverse de sus posiciones, apenas sonó el pitido inicial en el estadio Panchecho Romero de Maracaibo.

En forma de protesta, los futbolistas hicieron sentir su rechazo hacia la situación política y económica que vive el Gobierno de Nicolás Maduro, quien de forma categórica en días pasados aseguró que no había crisis, sino que todo el tema de energía estaba azotado por un sabotaje proveniente de la oposición.



En días pasados, otro partido en Venezuela se vio afectado, esta vez por Copa Libertadores. Deportivo Lara recibía a Emelec por la primera fecha del torneo continental, pero a causa de la falta de energía, el encuentro tuvo que ser aplazado para el siguiente día, a plena luz del día, pues no habían garantías para jugarlo en la fecha prevista inicialmente.