- Foto Cortesía de: ('TiempoExtraOnl',)

Dos fenómenos que debieron nacer en épocas distintas

Estamos viviendo historia pura

Se necesita ser muy afortunado para que te toque vivir en una de las épocas más gloriosas del futbol. Nosotros lo somos, no somos aquella generación que vivió las grandes hazañas de distintos jugadores que regalaron décadas enteras de asombro a la audiencia, sino la generación que ha dejado de asombrarse. Somos aquellos que hemos perdido sensibilidad ante cualquier cosa que se vea en un rectángulo verde.

A lo largo de la historia han existido distintos futbolistas que han dejado un legado inigualable, pero nosotros hemos sido testigos de dos futbolistas capaces de despedazar cualquier cantidad de records y por un momento provocar que las grandes leyendas del fútbol tiemblen al ver como dos tipos rompen con tanta facilidad lo que por años se había mantenido intacto y parecía inalcanzable y los hacía inmortales a aquellos que habían conseguido poner en lo más alto su nombre.

Pues bien, en el primer lustro del siglo XXI, aparecieron dos chicos que a la postre maravillaron al mundo y hasta el día de hoy lo siguen y seguirán haciendo por varios años más ¿Afortunados o desafortunados los que los hemos visto? Pregunta difícil de contestar. La respuesta rápida es que somos afortunados de vivir este momento ¿Pero realmente lo somos? Lionel Messi y Cristiano Ronaldo no merecen compartir época, ni dividirse galardones, son dos jugadores que han sido capaces de poder enaltecer sus nombres y colocarse en la cima del Fútbol Mundial y es una lástima que tengan que compartir podio en la élite, si tan solo hubiese una diferencia de diez años entre uno y otro hablaríamos del más fantástico relevo de sucesión.

O aunque quizá no lo haríamos, porque al coincidir en la misma época se han vuelto tan competitivos que se ayudan el uno al otro a seguir en la élite y más que rivales son la motivación y la exigencia más grande que se puede tener para seguir en la lucha de ser el mejor.

Muchos los comparan y otros simplemente los admiran, lo que es un hecho es que hay que disfrutar a ambos, eso es sin duda lo primero que tenemos que hacer, pero el hecho de compararlos no es malo, lo que está mal es caer en obsesiones por alguno y liquidar al otro, diciendo que no es bueno sólo porque uno es más de su preferencia. He escuchado tantos debates sobre estos dos tipos que me es fácil ubicar sus errores gracias a los detractores con los que cuentan ambos. La gente que puede llegar a criticar a cualquiera de los dos, me hace preguntarme, ¿De verdad les gusta el Fútbol? 
En fin, los dos son de los mejores futbolistas de la historia. Pero si se pueden comparar.

En estadísticas y en aspectos cuantitativos llevan una lucha sumamente parejera, ambos tienen registros goleadores asombrosos ya son de los máximos goleadores que han existido en toda la historia del fútbol y podrían ser los más grandes en ese rubro. En aspectos cualitativos hablando de habilidades físicas también se encuentran extremadamente parejos, siendo muy distintas las cualidades físicas de uno y del otro, Cristiano es un atleta con muchísima potencia en velocidad y salto con buen despliegue en espacio abierto , mientras que Messi es más una especie de habilidad pura, con un dominio total del balón y un desequilibrio y facilidad impresionante de quitarse rivales conduciendo el esférico.

Hay diversas opiniones y todas ellas respetables sobre quien es mejor, pero la perseverancia y tenacidad, combinada con el talento que ambos poseen los colocan en lo más alto. Ambos son dignos de que se les elogie y se les coloque en los lugares más reconocidos, pero creo que Leo puede tener una diferenciación que lo pone por encima del resto y ésta es su capacidad mental para jugar a este deporte.

Lo entiende perfecto, justo ahí es donde creo que queda claro que Messi es muy superior y no sólo a Cristiano Ronaldo sino a cualquier otro jugador que haya existido, en cualidades mentales no se le compara nadie. Leo es un genio para jugar al futbol. Existen otros genios que han jugado al futbol, pero Messi juega a otra cosa, se inventó su propio juego, combina a la perfección sus cualidades mentales con sus cualidades físicas y además es el único que lo ha hecho por tanto tiempo. Leo te hace de todo, sin dejar de hacer la otra cosa, marca goles y se mueve en el área como un 9, genera desequilibrio como un 11, dribla y desborda como un 7, asiste y crea juego como un 10, tiene la visión de campo y el pase de un 8, distribuye y organiza como un 6.

Lionel Messi es muy probablemente el mejor de la historia, por sus condiciones y lo que ha logrado hacer. Cristiano también está dentro de los mejores, pero un poco atras de Johan Cruyff y Di Stéfano y comparte posiciones con otros históricos como, Zidane, Ronaldo Nazario, Ronaldinho, Platini, Beckenbauer entre algunos otros nombres quizás muy escasos que podrían colarse en esa lista.

Me parece que Pelé y Maradona están por encima de ellos, pero por debajo de Lionel Messi, sobre todo cuando éste se retire, ese día se le reconocerá mas. 
Desgraciadamente tenemos la mala costumbre de no valorar los momentos hasta que se han convertido en recuerdos, hoy en día resultará complicado decirlo ya que estamos comparando a una leyenda viviente con leyendas que ya han dejado este deporte y el sentimiento nostálgico que vive en cada recuerdo sobre los jugadores que fueron los mejores en su tiempo, es una huella difícil de borrar en las personas que aún ponen a jugadores del pasado como los mejores. Y está bien y es válido, comparto en su totalidad esa sensación, pero me da la impresión que el día que Messi deje las canchas no habrá duda sobre quien ha sido el jugador que más ha maravillado al mundo con un esférico y con la capacidad de hacer de éste una extensión más de su cuerpo. Y de esta forma ponerlo como el más grande.

Quizá esté en lo correcto o quizá no, podemos hablar hasta hoy en día de hazañas asombrosas de Lionel Messi, pero lo que sería aún más asombroso es que cabe la posibilidad de que aún no hemos visto la mejor versión de Messi y que quizá lo mejor de él todavía está por venir.

No me queda duda alguna, de que es una lástima y un infortunio que se cruzaran las épocas de dos monstruos del Futbol, pero a la vez somos dichosos de poder disfrutar de ellos semana a semana. No queda más que reconocer su labor, admirar su carrera y tomar su ejemplo de vida. Su éxito, por más talento que tengan ambos, es acompañado con un esfuerzo diario por superarse y por una impresionante disciplina; una mentalidad digna de dos grandes, no sólo futbolistas y deportistas, sino dos grandes leyendas como seres humanos.

@ricardosan9310

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.