- Foto Cortesía de: Internet

Dos referentes del fútbol sudamericano coinciden en lo que se debe hacer con la final de la Libertadores

La postergación del River Plate vs Boca Juniors lamentablemente es la noticia del año

Era una definición de ensueño y se convirtió en una pesadilla. Parecía que hasta la naturaleza lo sabía y desde el partido de ida en La Bombonera hubo problemas. Por la lluvia debió aplazarse un día el partido aunque al final terminó con un emocionante 2 - 2. Un River Plate vs Boca Juniors en la final de la Libertadores era un espectáculo mundial.

 

Pero llegando al Estadio Monumental de Núñez el bus Xeneize fue atacada y la respuesta de la policía con gases lacrimógenos no fue la correcta porque afectó hasta a los propios jugadores. Ya se habla de una retaliación de un líder de la barra Los Borrachos del Tablón por un allanamiento que se hizo el día anterior donde se decomisaron boletas y una gran cantidad de dinero en efectivo.

 

José Luis Chilavert toda su vida ha sido crítico de los dirigentes de fútbol y el ahora presidente de la Conmebol no ha escapado a sus palabras: “Domínguez nunca habló de los jugadores de Boca, a ellos no les interesan los seres humanos. Él e Infantino apretaron a Boca para que jueguen la final. Deben renunciar los dos. Hay que analizar como llegó River a esta final. Domínguez fue el lugarteniente de Napout hoy preso en Estados Unidos por el FIFAgate. Tiene que darla Copa Libertadores a Boca”, dijo el ex arquero de la Selección Paraguaya.

 

Por otro lado, en Brasil se coronó campeón el Palmeiras de Luiz Felipe Scolari y también le preguntaron del tema: “Boca tiene razón en no jugar. Si yo estuviera en Boca, no jugaría. No sé cómo está Pablo (Pérez), gran capitán de Boca, gran jugador. No sé cómo está del problema de la vista. Si yo estuviera ahí, no jugaría. Hay un precedente de esto, que ocurrió hace tres años y a River le dieron el triunfo. Para ser correctos, debería ser declarado vencedor Boca”.

 

El martes en horas de la mañana habrá una reunión entre los presidentes de River Plate y Boca Juniors con el presidente de la Conmebol. Allí se reprogramará el partido aunque los Xeneizes harán lo posible para ganar en el escritorio, algo poco probable porque Alejandro Domínguez ya dejó claro que se juega el partido.