- Foto Cortesía de: ('Televisa Deportes',)

Egipto llega a su novena final de Copa Africana de Naciones

Burkina Faso lo intentó, pero una gran actuación de El-Hadary aseguró la clasificación de los egipcios

Apretada resultó la primera semifinal de la Copa Africana de Naciones, que se juega por estos días en Gabón; y no era para menos. Se enfrentaban dos selecciones que a lo largo del torneo han desplegado el mejor fútbol, uno visto desde el agrado al espectador (Burkina Faso) y el otro desde lo táctico (Egipto). Era además el enfrentamiento entre el segundo mejor ataque, el de Burkina Faso, con 6 goles, y la mejor defensa, la de Egipto, que aún conservaba su valla en ceros. 

El partido empezó con bríos para Burkina Faso, que a los cinco minutos ya asustaba con un buen disparo de Abdou Razack Traoré, que fue bien resuelto por la gran figura del torneo, el portero egipcio Essam El-Hadary. Prejúce Nakoulma lo intentó un minuto después pero El-Hadary respondió con eficacia. Antes de los diez primeros minutos Bertrand Touré sorprendía a El-Hadary, pero el veterano portero egipcio rechazaba el remate de volea del burkinés. Era una tromba el ataque de Burkina Faso. A los 16 respondía Egipto por intermedio de Mahmoud Hassan Trezeguet, que lanzó un gran disparo que se fue rozando el vertical. De repente, el frenesí de los primeros minutos se vino abajo y el juego entró en un momento de más táctica y estudio del rival.

Egipto intentaba sorprender con la calidad de Mohamed Salah, pero Burkina Faso se defendía con su ataque y su velocidad, que sorprendía continuamente a los dirigidos por Héctor Cúper. Sin embargo, lentamente los minutos se diluyeron y el primer tiempo se hizo polvo, no sin antes presentarse una fuerte jugada en la que Paul Coulibaly y Bakary Koné, ambos de Burkina Faso, chocaron con algo de violencia. 

El segundo tiempo empezó similar al primero. Burkina Faso de entrada tuvo una buena opción de tiro libre ejecutada por Traoré pero la respuesta de El-Hadary fue sensacional. A los 56, Nakoulma de nuevo intentaba con un ángulo muy cerrado, pero nuevamente El-Hadary impidió el tanto burkinés. De repente, y casi sin merecerlo, a los 64 minutos Egipto abrió el marcador por intermedio de Salah, tras un buen pase de Mahmoud Kahraba. El disparo del delantero egipcio se coló por el ángulo, imposible para Kouakou Herve Koffi, portero burkinés. Era el 1 a 0 pero Burkina no se desesperaba, sino continuaba trabajando en pro del empate.

A los 72 minutos, un potente disparo de Aristide Bancé rompió la resistencia de El-Hadary, marcando el empate para Burkina Faso, siendo además el primer gol en contra recibido por Egipto. Así, faltando casi veinte minutos para el cierre de los noventa reglamentarios, el partido recobraba una buena dosis de suspenso, aunque los equipos empezaban a mostrar cansancio. Egipto se replegó pensando en el entretiempo, mientras Burkina tuvo dos buenas oportunidades para definir el juego a su favor, ambas gracias a Banou Diawara, con buenas intervenciones de El-Hadary, responsable de que Egipto continuara en acción.

El extratiempo empezó con un Egipto prudente, guardando fuerzas para poder reaccionar frente a la sorpresiva Burkina, que avisó iniciando la prórroga con Bancé, aunque su tiro fue desviado. Egipto respondía sin fortuna, y el juego se tornaba ligeramente monótono, con el balón en la mitad de la cancha. El cansancio hacía de las suyas, lo que se reflejaría en la segunda mitad. La coordinación era escasa y la puntería aún más. Las emociones en el juego eran nulas. Inexorablemente el juego terminaría en la tanda de penales. 

En la tanda definitiva, Egipto inicio fallando con Abdallah El-Said; el disparo lo atajó Koffi. Burkina Faso anotó gracias a Alain Traoré, ajustado al vertical. Egipto, en su segundo intento, anotó por intermedio de Ramadán Sobhi; Banou Diawara aumentaría para los burkineses. El tercer cobro egipcio lo convertiría en gol Ahmed Hegazi, mientras que Steeve Yago pondría el 3-2 a favor de Burkina Faso. El cuarto cobro de Egipto fue cobrado con éxito por Mohamed Salah, a la vez que Burkina Faso cobró por intermedio de Kouakou Koffi, pero el portero El-Hadary detuvo, poniendo suspenso a la serie. 3-3 a falta de un cobro por cada bando. Amr Warda anotó el cuarto gol egipcio, y la responsabilidad quedaba en los pies de Bertrand Traoré. Dos experimentados se veian la cara para definir el finalista.

Nuevamente, y como ya es costumbre en Egipto, Essam El-Hadary se convirtió en la figura, al detener el disparo definitivo y llevar a Egipto a su novena final. Burkina Faso lamentó en gran manera no haber definido sus opciones de gol, y aunque se podría calificar de injusta la eliminación de los burkineses, los penales son una situación totalmente ajena al juego. 

Este sábado, Burkina Faso se medirá por el tercer lugar al perdedor del juego entre Camerún y Ghana, mientras Egipto esperará al ganador de la misma serie para definir el campeón de la Copa Africana de Naciones 2017.

Formaciones:

Egipto: Essam El-Hadary; Ahmed Fathy, Ahmed Hegazi, Aly Gabr, Ahmed El-Muhammadi (Omar Gaber, 106'); Tarek Hamed, Ibrahim Salah, Abdallah El-Said; Mohamed Salah, Mahmoud Hassan Trezeguet (Ramadan Sobhi, 85'), Mahmoud Abdul Kahraba (Amr Warda, 79'). Director Técnico: Héctor Cúper.

Burkina Faso: Kouakou Herve Koffi; Yacouba Coulibaly, Issoufou Dayo, Bakary Koné, Steeve Yago; Bertrand Traoré, Abdou Traoré (Banou Diawara, 80'), Charles Kaboré, Préjuce Nakoulma; Ibrahim Blati, Aristide Bancé (Alain Traoré, 102'). Director Técnico: Paulo Duarte.

Árbitro:Malang Diedhiou, asistido por Djibril Camara y El Hadji Samba (terna de Senegal). Diedhiou amonestó a Bertrand Traoré por Burkina Faso, y a Fathy y Kahraba por Egipto.

Incidencias:Juego válido por las semifinales de la Copa Africana de Naciones, desarrollado en el Stade D'Angondjé, de Libreville, Gabón.

Mejores momentos: