- Foto Cortesía de: extra

El 11 ideal en la historia de los mundiales

Te presentamos lo más y mejor de las citas mundialistas

A falta de 100 días para la gran cita mundialista en Rusia 2018, nos dimos a la tarea de sacar fuentes, estadísticas y opiniones acerca de los mejores jugadores que marcaron un antes y un después en tal competición.

No hay duda que hablar sobre la historia de los mundiales es difícil y arriesgado cuando la mayoría de nosotros no vimos las épocas de grandes jugadores de los 80’s para atrás, sin embargo, existen las estadísticas que avalan las buenas presentaciones de muchas leyendas en las citas mundialistas del pasado.

En este tipo de especiales no podemos hablar de un Messi o Cristiano, ya que si bien es cierto son leyendas a nivel de clubes, no han sido grandes protagonistas representando a su país, mientras que otros cracks menos conocidos se llevan los aplausos por lograr lo imposible con las banderas que vestían por puro amor al país que los vio nacer.

1. Gianluigi Buffon:

El histórico arquero italiano debutó un 03 de junio de 2002 en el mundial de Korea-Japón. Un aguerrido Ecuador fue su primer rival en citas mundialistas. Ahí inició un paso que lo llevó a disputar cinco mundiales, no obstante, estuvo a punto de un sexto si Italia se hubiese clasificado a Rusia. La edición de oro para Buffon fue Alemania 2006, ya que allí pudo consagrarse campeón del mundo.

2. Cafú:

El lateral brasileño debutó un 04 de julio de 1994 en los cuartos de final ante la anfritiona Estados Unidos. En esa misma cita salió campeón, posteriormente, en 2002 y ya como hombre consolidado y capitán de la verde-amarela, ganó su segundo mundial al derrotar a Alemania 2-0.

3. Franz Beckenbauer:

Debutó el 12 de julio de 1966 en una goleada 5-0 ante Suiza, donde marcó doblete. Su momento de gloria la plasmó en Alemania 1974, cuando se coronó campeón tras haberla perdido la final de 1996. Es el único en ganar el mundial tanto como jugador como entrenador, ya que se consagró al ganar la Copa en 1990, siendo estratega de Alemania Occidental.

4. Daniel Passarella

El lateral izquierdo argentino debutó el 02 de junio de 1978 ante la fuerte selección de Hungría. En esa misma cita se consagró como capitán y campeonó al ganarle la final a Holanda 2-0. Ganó su segundo mundial en México 1986, aunque ya estaba en vísperas de su retiro. A Passarella se le bautizó “Kaiser” justamente por su protagonismo a nivel de mundiales.

5. Roberto Carlos

De este crack hay tanta historia que en un par de párrafos no podríamos describirlo. Debutó el 10 de junio de 1998 ante Escocia; justo en ese año disputó la final pero la perdió. Cuatro años después pudo marcar su revancha al consagrarse campeón en Korea-Japón 2002.

6. Mané Garrincha

Sus problemas tanto de cadera como de columna no fueron factores para que no escribiera su historia como los grandes. Debutó el 15 de junio de 1958 ante China siendo titular y capitán. Cuatro años después, en 1962, le dio el boleto a la final a Brasil al marcar un doblete en semifinales ante la anfritiona Chile para posteriormente coronarse campeón ante la extinta Checoslovaquia.  

7. Diego Maradona

El “barrilete cósmico” fue uno de los más grandes jugadores de las Copas del Mundo si no es que el mejor. Debutó el 02 de junio de 1982 en el mundial de España, pero no pasaron de segunda ronda. Su época de gloria llegó en México 1986 cuando ganó la copa y se coronó como el mejor de ese mundial. Marcó cinco goles en los siete partidos que jugó, incluyendo la histórica y muy problemática “Mano de Dios” que lo llevó a la inmortalidad en la historia mundialista.

8. Zinedine Zidane

No sólo aquel cabezazo a Materazzi fue parte de la historia que marcó Zinedine Zidane en los mundiales. Le francés debutó el 12 de junio de 1998 ante Sudáfrica y justo en esa cita logró defender a la anfitriona y coronarse campeón ante Brasil, marcando el doblete que les dio la victoria. También jugó en Korea-Japón 2002, pero no fue hasta en la final de Alemania 2006 donde tuvo el mayor protagonismo gracias a la absurda expulsión por culpa de un cabezazo a Marco Materazzi y que posiblemente fue un factor gigante para que Francia no pudiese consagrarse campeón en ese partido.

9. Johan Cruyff

El histórico jugador holandés, que de Dios goce, sólo jugó una cita mundialista y no la ganó, sin embargo, fue el impulsor de aquella “Naranja Mecánica” que atemorizó a toda Europa en aquella época. Jugó la final del Mundial 1974, y pese a que no se coronó campeón, tuvo más protagonismo que la propia Alemania, gracias al trascendente paso que marcó con su país.

10. Pelé

Ganó la Copa del Mundo en tres ocasiones, siendo el único en lograrlo. En Suecia 1958 le dio la corona a Brasil al marcar un doblete mágico ante la anfitriona, mientras que para México 1970 volvió a darle gloria a su país al ganar la final ante Italia. También ganó la Copa de Chile 1962, sin embargo, no jugó la final por decisión técnica.

11. Ronaldo

Llegó a tres finales consecutivas, 1994, 1988 y 2002. La ganó en 1994 aunque no fue tan recordado en esa época, para Francia 98 jugó la final, pero la perdió por culpa de problemas técnicos que tuvo previo al partido decisivo. Borró todo lo malo para 2002 cuando logró coronarse campeón de la mejor forma, marcando los dos goles que les dio la victoria ante Alemania. Es el segundo máximo anotador en la historia de los mundiales con 15 dianas, sólo por debajo del alemán Miroslav Klose.