- Foto Cortesía de: El País

El Cali más uruguayo ¿efectividad o juego bonito?

El equipo caleño viene en alza, pero no toda la afición esta contenta

El equipo ‘azucarero’ en los últimos años ha tenido altas y bajas en sus torneos y a pesar que, en la mayoría de torneos ha logrado clasificar a la ronda de playoffs, la hinchada del equipo caleño espera mucho más de su equipo, por lo que varios semestres se han quedado con el sinsabor de un equipo que podía dar más o que por otras cuestiones no llegaba a la ronda final y a levantar el anhelado trofeo de campeón.

El año pasado, sin lugar a dudas, fue totalmente atípico y perjudicial para el rendimiento deportivo del Deportivo Cali, las elecciones del comité ejecutivo detonaron una serie de inconformidades, jugadores parados, técnicos con apoyo dividido en el plantel, rumores y demás situaciones perjudiciales para cualquier equipo.

Sumado a las perjudiciales fechas electorales, el plantel encontraba dos técnicos que con poca experiencia comandaban un plantel, que ha sido difícil de manejar hace muchos años. Ni Mario Yepes, ni Héctor Cárdenas, estaban en condiciones óptimas para asumir el rol de un técnico con jerarquía, que sepa manejar los egos de jugadores más destacados del plantel y sobretodo que sepa llevar las adversidades y contraponerse a los malos resultados y la división tanto interna como externa.

Al comenzar el 2018, las riendas del equipo tomarían otro rumbo, el presidente Juan Fernando Mejía y la mayoría del comité ejecutivo tomaron la decisión de apostar por un técnico con grandes pergaminos y títulos en varios países del continente, Gerardo Pelusso era el encargado de revertir la mala imagen que había dejado el equipo en el semestre final del 2017 y si bien, los primeros 45 días no eran satisfactorios en cuanto a resultados y rendimiento del plantel, todo hacía parte de un proceso de adaptación del plantel a una idea de juego diferente, a una exigencia superior y una búsqueda por lograr un estilo claro, característico del profesor Pelusso.

Y ese estilo, empezó a dar luces en el partido frente a Boyaca Chico en Palmaseca, un contundente 4-0 dio garantía que las cosas en las huestes ‘azucareras’ iban por buen camino y si bien, el equipo sufrió una derrota en el Atanasio frente al Medellín, la cara del equipo dejaba cierta tranquilidad en el ambiente, la mano del director técnico estaba dando resultados y se veía un equipo unido y comprometido.

Y fue el 24 de febrero, de nuevo en condición de local, que el equipo de la ‘sucursal del cielo’ saco un gran resultado, derrotando 2-0 al actual campeón, Millonarios. Este resultado acompañado por la victoria el pasado sábado, de nuevo por 4 goles, tiene a la hinchada tranquila y al plantel unido enfocado en conseguir los mejores resultados posibles, sin dudas el técnico uruguayo le dio un nuevo aire y sumado a su autoridad dentro y fuera de la cancha, ha generado un ambiente propicio para el plantel.

Sin embargo, para algunas personas o periodistas existe un ‘pero’ y es la forma en como el equipo ha logrado dichos resultados y es así como en los últimos días varios han defendido la tesis de un Cali caracterizado por el juego bonito, la posesión mayoritaria del balón y el dominio total del partido. Pero, la idea de Pelusso difiere mucho de ese concepto, su futbol se basa en la efectividad a la hora de atacar y la máxima seguridad en la defensa, él sabe que sus equipos se deben armar desde atrás hacia adelante y jugadores como Jeison Angulo o John Mosquera, que habían sido resistidos por gran parte de la fanaticada, han mostrado un nivel bastante aceptable que les ha permitido ser titulares en la mayoría de partidos.

En el último partido, el Deportivo Cali no tuvo mayor posesión de balón y por tramos del partido se le vio dubitativo, pero Camilo Vargas no tuvo acción ni una sola vez en los 90 minutos, mientras que en fase ofensiva hubo 4 llegadas claras a gol…todas terminaron en el fondo de la red.

Se puede decir que el equipo de Pelusso, no es el más atractivo para ver, ni el que más regates o jugadas bonitas generará, pero no se puede negar que es un equipo compacto y seguro entre sus líneas de juego y sobretodo, efectivo. Un estilo bastante uruguayo se está imponiendo en el verde caleño, no es el del agrado de todos, pero seguramente conforme los partidos pasen, la hinchada se dará cuenta que por encima de un juego bonito y adornado, está un buen resultado, lo que verdaderamente suma en la tabla y acerca una nueva estrella al escudo.

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.