- Foto Cortesía de: Rayados.com

El Clásico Regio terminó en un aguerrido empate

Ambos equipos tuvieron dominio alterno

Liga Bancomer MX: Jornada 10

Rayados 1-1 Tigres

Llegó un día especial para la ciudad de Monterrey. El día del clásico. Uno de los partidos más esperado por ambas aficiones y que normalmente suele paralizar a toda la ciudad haciendo que no se hable de otra cosa en la metrópoli Regia.

 

Y éste clásico fue un clásico especial. Especial porque es el primer clásico en el estadio BBVA posterior a aquella final de diciembre que ganaron los Tigres. Además, ambos equipos llegaban como el 1 -2 de la actual Liga MX. Tigres como la mejor defensiva del torneo y Rayados como el único invicto del certamen.

 

El partido comenzó y rápidamente se vieron los roces en la cancha. Ambos equipos empezaron a disputarse el esférico con alegría y con mucho ímpetu. Corría el minuto 12’ cuando, tras una buena combinación en la banda entre Enner Valencia y Luis Quiñones, el colombiano sacó un centro retrasado que se encontró con Eduardo Vargas quien sólo, sobre el manchón penal, sacó un disparo que salió muy elevado de la portería rayada.

 

Fuera de eso, los primeros quince minutos fueron muy tranquilos, con un poco de mayor dominio de Tigres quienes poco a poco empezaron a tocar bien el balón y a circularlo de un lado a otro como sólo ellos saben hacerlo. Después de media hora de juego en la que las emociones fueron muy pocas y el partido estuvo muy disputado en ambos lados de la cancha, Tigres volvió a dar un aviso de los peligrosos que pueden llegar a ser. Tras recibir el balón de espaldas a la portería, Eduardo Vargas logró dar media vuelta y le hizo un gran pase filtrado a Enner Valencia quien

 

Al minuto 33’ de partido aparecieron los Rayados. Tras una gran jugada de pared entre Jesús Gallardo y Rogelio Funes Mori, el mexicano entró al área sólo y le regresó el pase al argentino quien recibió el balón de espaldas a la portería, para sorpresa de todos, el mellizo sacó un gran taconazo que entró en la portería marcando así el primer gol del partido y, de paso, adelantando a los Rayados en el marcador.

 

 

Poco después del gol, Rayados comenzó a dominar al equipo felino, que no encontraba siquiera cómo salir de su propia mitad de cancha.

 

Para la parte complementaria, los Tigres hicieron un ajuste en su zona defensiva y prácticamente se terminaron los problemas. Por otro lado, el equipo de los Rayados renunció completamente al balón y dejó de presionar la salida de los Tigres, por lo que el equipo visitante tuvo un amplio dominio de la segunda mitad.

 

 

Paseo de balón de lado a lado, profundidad por ambas bandas, hicieron ver a Layún como un jugador inexperto, y Carioca demostró porqué es inamovible en Tigres, sin embargo, los felinos no tenían finura a la hora de estar frente a la portería. Rayados sólo se dedicó a defender y su actitud sobre la cancha y los cambios de su estratega demostraron que la intención era cuidar la mínima ventaja. Y lo consiguieron hasta el minuto 80.

 

Cuando parecía que Rayados por fin veía la luz al final del túnel, Luis Quiñones (que se “comió” completamente a Miguel Layún casi todo el partido) desbordó al lateral mexicano y entró al área por la banda izquierda de la portería que defendía Barovero. El colombiano sacó un tiro-centro que Barovero se lanzó a cortar, sin embargo, el balón salió desviado para adentro de su portería marcando así el empate de los Tigres.

 

La gente felina que pudo asistir al estadio estalló en júbilo al ver como su equipo había logrado el empate, mientras que los aficionados rayados miraban cómo su equipo había renunciado a la competencia y se dedicó a defender de mala forma. El partido terminó con un aguerrido empate en el marcador que dejó a la afición Rayada muy molesta con su equipo y a la afición Tigre un poco satisfecha por lograr rescatar el punto pero también siendo conscientes de que los felinos podían sacar el resultado.

 

Momentáneamente Tigres se mantiene en el primer lugar del torneo, mientras que los Rayados mantuvieron la segunda posición. Para la próxima jornada los Tigres recibirán al equipo de Querétaro, mientras que los Rayados visitarán a la ciudad de Tijuana para enfrentarse a los Xolos.

 

Alineaciones:

Tigres: Nahuel Guzmán, Luis Rodríguez, Francisco Meza, Carlos Salcedo, Jesús Dueñas, Rafael de Souza, Guido Pizarro, Luis Quiñones, Julián Quiñones, Eduardo Vargas y Enner Valencia.

Rayados: Marcelo Barovero, Miguel Layún, César Montes, Nicolás Sánchez, Leonel Vangioni, Jesús Gallardo, Carlos Rodríguez, Celso Ortíz, Dorlan Pabón, Maximiliano Meza y Rogelio Funes Mori.

Árbitro:  César Arturo Ramos.

El resumen: