- Foto Cortesía de: Twitter @arevalo_martin

El exarquero de Boca Juniors que se volvió rastafari

El guardameta tuvo un cambio significativo en su vida, tras dejar de lado las atajadas

 

Dentro del mundo futbolístico es algo habitual ver cómo la mayoría de jugadores al retirarse, continúan su carrera dentro del ámbito deportivo, ya sea como entrenadores o directivos de alguna institución. Sin embargo, hay una historia de vida que se ha vuelto viral en las últimas horas y que no es precisamente algo de lo mencionado anteriormente.

 

Se trata de Sandro Guzmán, el futbolista argentino que tuvo paso por diferentes equipos en su país, siendo Boca Juniors el club en el que pasó por uno de sus mejores momentos como arquero. 

 

Este hombre, que militó en la escuadra ‘Xeneize’ entre 1996 y 1997 jugó 18 partidos dentro de este cuadro que para ese momento era dirigido por el histórico Bilardo. Y, tras pasar por otros equipos como Atlético Tucumán y Quilmes, fue en este último donde, en el año 2003, tuvo su retiro como deportista. 

 

Luego de dejar de lado los guantes y los arcos, Guzmán se alejó del deporte y cambió drásticamente su estilo de vida. Este hombre, pasó a ser cantante de reggae, asunto que mezclaba con ser DJ, además se le vio trabajando fuertemente como kioskero y con un nuevo estilo, pues el ‘10’ de Boca, apareció convertido en Rastafari y acróbata, pues se dedicó a las las artes marciales, las cuales le permitieron explorar más sus capacidades corporales. 

 

Respecto a esta cultura, Sandro se entregó completamente a ella y mencionó que las rastas llegaban casi hasta el suelo, e incluso, que tuvo algunos problemas de espalda por lo pesadas que eran. Igualmente, dijo que al pertenecer al rastafarismo, no solo sus creencias y su forma de vestir cambian, sino que su alimentación se vuelve más estricta. Esto, a su vez, le permitió formar parte de la osteopatía, de la cual hace parte actualmente. 

 

Este tipo de medicina alternativa y natural, que toma al cuerpo como un todo, le ha permitido ver la vida de una manera diferente. Ahora, trabajando en su propio consultorio, este cancerbero se mantiene alejado del fútbol, afirmando que “no es seguidor de las cosas mediáticas”, tomando como referencia que durante su vida deportiva fue bastante criticado por los medios de comunicación. Así mismo, dijo que “ahora veo programas de animales y naturaleza”, cuando tiene tiempo libre para observar la televisión.