- Foto Cortesía de: Archivo

El excompañero de Zidane que tardó años en perdonarlo por el famoso cabezazo

Francia perdió la final del Mundial 2006 después de la famosa expulsión de Zizou

En la final de un Mundial de Fútbol pueden pasar muchas cosas, sobre todo innumerables emociones que llegan desde la afición, los jugadores, el cuerpo técnico y en general todos los actores de la Copa del Mundo. Sin embargo, las peleas no son ajenas a estos partidos, incluso cuando se dan dentro de un mismo equipo.

Willy Sagnol, uno de los jugadores franceses que disputaron la final del Mundial de Alemania 2006, que terminaron perdiendo contra Italia en el estadio Olímpico de Berlín, confesó que tardó dos años en perdonar a Zinedine Zidane por la expulsión que vivió tras un impresionante cabezazo que le propinó a Marco Materazzi.

El exdefensa francés habló con Radio Montecarlo y contó varios detalles inéditos de aquella final contra Italia, que terminaron perdiendo por 5-3 en la definición desde el punto penal.

El penal de Zidane

La final en el Olímpico de Berlín comenzó con una celebración para los franceses, que gracias a un penal de Zinedine Zidane al minuto 7 vieron la gloria en sus manos, aunque la realidad en la cancha era otra: el peligro de cobrar como lo hizo Zizou.

“Ponemos mucho énfasis en el penalti de Zidane. Cuando haces un Panenka corres grandes riesgos. Mi primer pensamiento es que Zidane está completamente loco. Marcó y yo estaba súper feliz. Pero no sé, me dejó con un sabor amargo”, confesó Sagnol.

La expulsión y el cabezazo de Zidane

Es casi inolvidable el zabezazo de Zidane le dio a Materazzi en la final del Mundial de Alemania 2006, que evidentemente le causó la expulsión al hoy entrenador del Real Madrid, justo en el último partido oficial antes de retirarse profesionalmente.



“A Zidane le dije unas palabras estúpidas que no podían provocar tal reacción. El cualquier campo de Roma, Nápoles, Milán o París se escuchan cosas bastante peores. Hablé de su hermana, pero no de su madre como he leído en algunos diarios. Mi madre murió cuando yo tenía 15 años, por lo que nunca habría caído tan bajo de insultar a su madre”, confesó Materazzi en entrevista con el diario L’Equipe de Francia.

Pero en el camerino de Les Bleus se vivió otra pelea, no precisamente a los golpes, pero que terminó en dos años en los que dos compañeros no se dirigieron la palabra. Sagnol confesó que estaba muy molesto con la falta y expulsión de Zizou.

“Entras al vestuario, has perdido, tienes ahí a un chico que habla y se disculpa. ¡Pero no lo escuchas! Estás en tu decepción, en tu mundo. Yo no quiero aceptar sus disculpas o conversar con él. Ahora no es el momento. Tuve que ir al baño, fumar 250 cigarrillos en diez minutos. Así es como me evadí”, contó.

Dos años pasaron antes de que volvieran a hablar, la razón para el reencuentro fue nada más que el matrimonio del exdefensa, pero desde entonces la relación comenzó nuevamente.

 

“No hablamos durante casi dos años. En 2008, después del Campeonato de Europa, tenía que casarme. Mi esposa me dijo que lo trajera. Lo llamé de vuelta. No podía venir por la noche, a la fiesta, pero me hizo feliz verlo llegar en la mañana. Tomamos un aperitivo juntos. Tuvimos una buena conversación, luego la vida comenzó de nuevo”, confesó.