- Foto Cortesía de: Atalanta

El partido en Italia que expandió notablemente el coronavirus

Italia es el país con más muertos por COVID-19 en el mundo

La realidad del mundo por el coronavirus ha causado numerosas medidas en los gobiernos de los 181 países que han confirmado personas infectadas. Además de eso, la cifra de muertos por COVID-19 ya supera los 15.000 y de infectados son más de 341.300, por lo que el confinamiento en los hogares de la mayoría de zonas en el mundo sigue siendo el consejo más utilizado por presidentes y gobernantes.

Declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud, el coronairus ha hecho que todo el mundo del deporte entre en pausa para que entre todos se proteja a los más afectados en este fenómeno, sobre todo con el fin de no permitir que el virus evolucione más con el contacto físico, algo que es inevitable en los partidos en los estadios y dentro de las canchas.

Justamente, se conoció que un partido de fútbol en Italia se convirtió en uno de los puntos clave para que el coronavirus se expandiera tan rápido y de tal magnitud en ese país, que ya suma 63.927 casos confirmados de contagio. Se trata del Atalanta – Valencia, por los octavos de final de la Champions League.

Más de 45.000 personas asistieron al estadio San Siro de Milán el pasado 19 de febrero, pues la cancha de Bérgamo no cumplía con las condiciones de la UEFA para ser sede de un partido de esta fase. Lo cierto es que, aunque fue hace un mes, el encuentro se convirtió en uno de los mayores focos de transmisión del coronavirus en Italia, según confiramos autoridades de la salud de ese país.

“El partido fue hace un mes. Los tiempos coinciden. Es el ambiente ideal para el virus. Miles de personas, a menos de dos centímetros de distancia, entre gritos, abrazos y euforia colectiva. Es probable que a ese partido hayan asistido unos cuantos asintomáticos”, dijo el infectólogo Francesco Le Forche.

En el momento en que comenzó el pico epidemiológico en Italia, los centros de slaud se fueron llenando poco a poco de contagiados con síntomas y sin ellos, lo sorprendente fue que decenas de personas que murieron recientemente habían asistido al partido en el San Siro. Además, hay que recordar que el 35% de la plantilla del Valencia resultó infectada también.