- Foto Cortesía de: Bubble Football

Un proyecto de ley hizo posible que Pelé jamás jugara fuera de Brasil

La razón por la que no pudimos ver a Pelé jugando el los clubes europeos.

 

La crisis política y de corrupción en la que se vio envuelto Brasil en la década de los 50 y 60, fue una de las razones por las cuales el fútbol se convirtió más que en un deporte nacional en la única esperanza de un pueblo que pedía a gritos justicia. 

Mientras en el campo de la política, los presidentes que llegaban al poder estaban lejos de hacer efectiva una salida al caos que se estaba viviendo, en el fútbol la selección brasilera estaba en su época de oro, con Pelé a la cabeza del equipo. Ya habían ganado la Copa del Mundo en 1958 y eso por supuesto había puesto la atención de la hinchada nacional y del fútbol en general en la verde amarilla. Además Pelé se había consagrado como el jugador más joven en la historia de los Mundiales y había anotado con el Santos 230 goles en 210 juegos. Era la sensación de su país, del continente y del mundo del fútbol.  

 

 

Frente a esta situación, muchos clubes internacionales demostraron interés en llevar a sus equipos al brasilero y las ofertas de clubes como Real Madrid, Juventus y Manchister United empezaron a llover.  A pesar de ser la oportunidad para que Pelé pudiera salir de su país para explotar aún más su talento, se empezó a generar una angustia dentro de los brasileros, quienes temían perder a su gran estrella. 

 

Políticamente hablando, Pelé se había convertido en un héroe por ser un hombre que había triunfado a pesar de los gobiernos y el poco apoyo recibido por parte de los mismos, lo que lo posicionaba de una manera diferente frente al pueblo brasilero.  Pero ante la posible amenaza de perder a uno de sus deportistas más importantes, y con el fin de ganar puntos con la gente que cada vez tenía menos credibilidad en sus presidentes, Jânio Quadros, el máximo gobernante del momento, desarrolló un proyecto de ley en el que nombraba a Pelé como un tesoro nacional, logrando así que ningún equipo pudiera comprarlo para obligarlo a permanecer en su país. 

 

De esta forma tan forzosa, Edson Arantes do Nascimento quedó prácticamente reducido a jugar en y para su país, cortando para siempre la oportunidad de haber sido parte del equipo de uno de los mejores clubes del antiguo continente. 

 

¿Se podría imaginar qué habría pasado si Pelé hubiera podido salir a jugar en los grandes clubes de Europa?

El emotivo mensaje de Maradona a Toresani

Tras la sorpresiva muerte del exjugador y entrenador argentino, su colega Maradona le envió un último mensaje
El pasado fin de semana el mundo conoció la sorpresiva noticia sobre la muerte de Julio César Toresani, el exfutbolista y goleador ar...

El futbolista que se tatuó a Marcelo Bielsa

En forma de caricatura, el ‘Loco’ Bielsa quedó marcado en la piel de un futbolista argentino
Aunque la pasión del fútbol logra mover todas las fronteras y produce que los aficionados hagan locuras por sus ídolos, la rea...