- Foto Cortesía de: AC Milán

¿El renacimiento del Milán?

El cuadro rossoneri ha hecho todo por regresar a los reflectores ¿Lo logrará?

Grande se nace, grande se vive, grande se muere, esa es la historia que un equipo siempre quiere escribir, así como AC Milán ha hecho, o mínimo la que empezó a moldear pero que hace pocos años el cuadro italiano dejó en el olvido tras pésimos manejos en directiva y malos movimientos en lo deportivo, abandonando totalmente los reflectores de Europa y dejando solo a la Juventus en la pelea por la Serie A.

Fueron años grises, ya no se aparecía en el panorama internacional y la Juventus tenía el total control sobre la Serie A, pésimos fichajes, y solo había pequeños vistazos gracias a la cantera por lo cual la directiva comandada por Silvio Berlusconi, decidió vender totalmente al club rossoneri dando el un completo control a inversionistas chinos, comandados por Yonghong Li, quien le dio un giro total a la estructura milanista.

La llegada de inversionistas chinos habla del crecimiento de presupuesto que tiene ahora el cuadro italiano, y es que en lo que vamos de verano, ‘I Diavolo’ ha gastado 210 millones de euros, en un total de 10 fichajes, en cada posición y a petición del técnico Vincenzo Montella. Esto da una cara muy diferente a lo que se tenía en la temporada pasada, jugadores como Lucas Biglia, André Silva, Hakan Çalhanoğlu, Andrea Conti, Mateo Musacchio y Franck Kessié, entre otros, además de las perlas de la cantera como Gianluigi Donnarumma, Davide Calabria, Manuel Locatelli y Patrick Crutone, renueva una esperanza que se había perdido en, algunos (o muchos) de los aficionados.

Pero realmente, ¿esa esperanza sobrevivirá la temporada? O se caerá tan solo vivamos las primeras fechas de la Serie A o Europa League.

El dinero no siempre da alegrías, casos como Valencia o hasta el mismo PSG son ejemplo de estos, equipos que sus metas no se concretan en su totalidad, porque no siempre es fichar, es saber fichar, contratar a un jugador no siempre debe ser por calidad, sino también por su utilidad en tu cuadro, y el Milán en ese punto lo ha hecho bien, ficha porque necesita y no porque se ve bonito.

Por lo que vemos, para mí, tendremos a un Milán en pelea por el Scudetto, con una Roma, Juventus y Nápoles a tope, habrá una pelea incesante por el título, pero con un mismo campeón por el hecho del tiempo de un proyecto, aunque veremos mejores sensaciones, Milán necesita tiempo para retornar su rumbo, así que no desesperen rossoneri, el histórico cuadro italiano regresará al protagonismo, lo veremos en Champions la siguiente temporada y lo tendremos como posible campeón también.

Sin duda algo que alegra a cualquier aficionado al fútbol, porque ¿Quien no quiere ver al AC Milán protagonista otra vez? 

 

PERFIL| Leonardo Ramos el goleador sin reflector

Leonardo Ramos se ha convertido en la pieza clave de Lobos
Lobos BUAP es un club limitado, Francisco Palencia llegó con el objetivo de evitar el descenso y para ello las armas que se le otorgaron no ...

Luka Modrić: ¿Por qué ganó el premio "The Best"?

El croata logró romper con una hegemonía
A veces, el trabajo de un mediocampista no es tan valorado como el del resto. A lo largo de la historia, tenemos como leyendas a jugadores de todas...

Arthur y Artur: El príncipe desplaza al rey

Melo se gana la confianza
Finalizaba la temporada 2017-2018. Busquets se quedaba solo. Seguían cayendo aquellos guerreros bajitos, artistas del balón, elocuent...

Russo y un 2018 en picada

Millonarios cada vez empeora y no se ven señales de mejoría
El 2018 pintaba enorme para Millonarios. El ser campeones de la Superliga en el Atanasio ante su histórico rival, fue un presagio de lo impo...

Instancias definitivas en la Liga CONCACAF

Partidos de vuelta y los visitantes tienen la ventaja
Liga de la Concacaf se encuentra en su fase final, tras 26 encuentros disputados ya sólo quedan 4 equipos y 2 de estos se encuentran con ven...

Las rotaciones se someten a los resultados

El banquillo no siempre funciona
La demanda, la exigencia, la necesidad de responder a una temporada sin galardones, a ser los vencedores de todo, o casi todo, implica poseer no so...