- Foto Cortesía de: Al aire libre

En Chile se jugó el partido más largo de la historia

120 horas de partido permitieron que Chile entrara a ser parte del libro Récord Guinness. En total en este partido participaron 2. 357 jugadores.

La gran aventura comenzó en el martes 17 de mayo de 2016, en el Estadio Bicentenario de La Florida. La idea principal era batir el récord que estaba en manos de los ingleses, razón por la cual se permitió la inscripción de centenares de personas que jugarían día y noche para lograr el cometido de los cinco días de partido. 

 

 

Se jugaron dos tiempos cada uno de 60 horas y estaba permitido que cada jugador estuviera en la cancha mínimo 60 minutos. No había presencia de directores técnicos, sólo coordinadores quienes estaban encargados de los cambios a realizar. Como explicó  en una entrevista Felipe Simonsoh, director de Asuntos Públicos de la empresa organizadora del evento, Entel, “Nunca parará el fútbol y todo el país podrá participar. Competirán tanto hombres como mujeres, también etnias o equipos de ligas. Será un espectáculo inédito"

 

El partido terminó 505-504, ganando el equipo blanco. Al final del encuentro todos los que estaban ahí se abrazaron, y entre los 22 jugadores se encontraban  Guillermo Maripán y Fernando Cordero de la UC, Jaime Grondona de San Luis y Roberto Cereceda de Unión La Calera. 

 

 

Otros deportistas que también participaron del evento fueron Jaime Valdés de Colo Colo, Felipe Seymour , Arturo Sanhueza de Temuco, Cristopher Toselli. 

 

El partido que le sigue a este en el libro de los Récord Guinness fue el disputado en Inglaterra entre los All Stars de Cotswold y el Cambray FC, que duró 36 horas. Los primeros se impusieron en el marcador final 333–293.  La razón de ser de este partido fue una causa benéfica, recaudando al final más de 45.000dólares, destinados justamente a la construcción de colegios en India. 

 

En esta ocasión los jugadores debían jugar alrededor de 3 horas, tomándose luego un corto descanso.  A pesar de las buenas intenciones y de las ganas de jugar para ayudar a otras personas, el partido se tuvo que suspender por las fuertes lluvias.