- Foto Cortesía de: marca.com

En el Bayern mandan los jugadores

¿Que pasó con Ancelotti?

“Ya no somos el equipo más fuerte de Alemania": Hasan Salihamidzic, director deportivo del Bayern después del empate ante el Hertha después de haber ido ganando por dos goles.

Un buen director técnico, que quiera ser ganador, necesita como mínimo de 3 cosas: Capacidad para dirigir a un grupo de personas, Conocimiento del juego y Respaldo.

Considero que son puntos muy claros y sencillos, y si bien no son los únicos, si considero que son muy importantes para lograr grandes cosas.

En el caso del Bayern de Ancelotti, nos enfocaremos en la tercera: Respaldo.

Después de la repentina y, para algunos, sorpresiva destitución  de Carlo Ancelotti como DT del Bayern Munich empezó a salir a la luz información “peculiar”.

Resulta que según el diario alemán “Bild” había jugadores “estrella” en el equipo alemán que no estaban de acuerdo con ciertas decisiones técnicas del estratega italiano empezando por el método de entrenamiento, pues según los jugadores consideraban que no alcanzaban la carga mínima de trabajo.

Aquí empezamos a tratar el punto del respaldo. A pesar de que los jugadores lo nieguen, muchas veces (o casi siempre) de ellos depende la continuidad de un proceso en un club de fútbol y si ellos le dan la espalda a un director técnico y empiezan a jugar sin la intensidad requerida, empiezan a poner en un dilema a los altos mandos del club. ¿Por qué? Pues porque éstos se ven inmersos en una difícil decisión: continuar un proceso con el estratega actual y renovar la plantilla o iniciar un nuevo proceso manteniendo a la plantilla actual. Generalmente la opción más sencilla (y económica) es la segunda.

Y es lo que pasó precisamente en Bayern. Grandes referentes como Ribéry, Robben, Hummels, Müller, Neuer y Boateng estuvieron más de una vez en desacuerdo con Ancelotti e incluso llegaron a hablar con el presidente del club para mostrar sus inconformidades siendo el colmo la alineación titular con contra del PSG en su último partido en Champions League.

Y éste tipo de situaciones podemos verlos en todo el mundo, en México por ejemplo, está el caso de Luis Fernando Tena con el equipo de León, cuando en el torneo de Apertura 2016 se empezaron a ventilar inconformidades de los jugadores con el DT y éstos se reflejaron en malísimos resultados (4 puntos de 21 posibles) lo que culminó con la destitución del técnico y con la llegada de Javier Torrente al banquillo. Cuando Torrente llegó a León en la jornada 8, tomó al equipo en el último lugar general y no volvió a perder en el torneo regular. ¿Coincidencia?

Sin embargo, también tenemos casos opuestos en el que el técnico y el proceso continúan a pesar del descontento de los jugadores, poniendo como ejemplo a los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León en México. Después de su campeonato en 2011, empezaron a correr rumores de un supuesto “motín” de varios jugadores en contra del DT. Ricardo Ferreti. Lo cual terminó con la salida de los jugadores del plantel. Los “amotinados” se habló de que fueron Lucas Lobos quién partió al Toluca, Carlos Salcido que salió del equipo para irse a las Chivas, Danilinho quién se fue a préstamo al Atlético Mineiro y Héctor Mancilla quién salió al Atlas. Se fueron 4 titulares antes que el "Tuca". Al final el tiempo le dio la razón a la directiva felina, pues el club logró salir campeón en dos ocasiones después de la salida de éstos cuatro jugadores.

Ahora sólo queda preguntarse: ¿Qué pasará con el Bayern Munich? ¿La directiva acertó en no darle el respaldo necesario a su DT?

En palabras del referente del Bayern Thomas Muller: "No se ayuda nada diciendo que Ancelotti hizo las cosas mal, ahora la responsabilidad es nuestra". Esperemos que los jugadores tomen la responsabilidad en sus botines y regresen al club a la élite europea, que es donde debe de estar.

@Chuy_Cavazos8