- Foto Cortesía de: foreverwestham

Ex jugador es condenado por ofrecer servicios sexuales de su ex esposa

Fue condenado a seis meses de prisión y se demostró que su actual pareja fue cómplice

Tomáš Řepka, quien exdefensa en reconocidos equipos como el West Ham y la Fiorentina, fue condenado por hacer tres anuncios en medios escritos de la República Checa donde ofrecía servicios sexuales de su exesposa acompañados de su número de teléfono e imágenes íntimas de la mujer.

 

Las relaciones maritales no siempre terminan de la mejor forma, ejemplo de ello es la pareja checa que, en esta oportunidad, llegó al punto en que el exesposo deberá ir a la cárcel durante seis meses a pagar por el delito de suplantación de identidad al haberse hecho pasar por Vladka Erbova, su expareja, y a quien la ofreció junto a fotos y su número de teléfono personal en tres oportunidades como “escort”.

 

Este tipo de servicio más allá de ser sexual, se desarrolla en medio de eventos sociales, las “escort” son mujeres que las personas contratan como “acompañantes de lujo” durante reuniones o celebraciones en general.

 

El exdefensa de 42 años aseguró que luego de la separación con la madre de su hijo, han tenido varios inconvenientes. Incluso, se conoció según las autoridades locales que hace algunos meses Řepka tuvo que pagar 180 horas de servicio comunitario por no pagar la cuota alimentaria de su hijo, alegando que todos los problemas se deben a la mala relación que tiene con su expareja y que ella no lo deja ver a su pequeño en los momentos que los juzgados de familia lo permiten.

 

Por otro lado, Katerina Kristelova, actual pareja del exjugador, fue multada con 2.250 euros por ser cómplice de las publicaciones. El exdefensa que militó en la Premier League entre el 2001 y 2006 con el West Ham, pidió perdón por lo ocurrido, pero afirmó que la relación con su exmujer no fue la mejor. Además, explicó que hizo los anuncios porque la mujer no le permitía ver a su hijo.

 

Řepka jugó 167 partidos en la Liga Premier y participó 44 veces con la selección de su país. En las canchas era conocido por su fuerte temperamento y en ocasiones por muy mal carácter. Llego a salir expulsado en su primer partido con el West Ham y en una oportunidad se le enfrentó al famoso árbitro italiano, Pierluigi Collina.