- Foto Cortesía de: desmarque

Figuras del fútbol mundial se sienten estafados luego de un evento

Una reconocida marca británica envuelta en una polémica con jeques árabes

Un evento lleno de estrellas de fútbol terminó siendo una estafa para varios cracks del fútbol mundial, y es que, en junio pasado, el ex vicepresidente de la Asamblea Nacional de Kuwait y ex presidente del Parlamento Nacional, Mubarak Al-Khurainej organizó un evento en Dubai para festejar el Ramadán. Dicho evento llamado el “Alkhurainejtour” fue hogar para varias leyendas durante esos días, pero que ha terminado en problemas que podrían llegar hasta lo judicial.

Entre los invitados estaban Romario, Ronaldinho, Verón, Rivaldo, Cafú, Yaya Touré, Eric Abidal y Míchel Salgado, quienes se comprometieron a disputar partidos con estrellas locales, cenar con los organizadores con varios jeques que asistieron y atender a los medios locales que cubrían el evento, pero esto a cambio de un monto cercano a los 1.637.600 dólares para cada estrella.

La agencia contratada para gestionar el evento fue DeamPro Events, una multinacional británica con años de experiencia en este campo, pero que ha visto manchada su imagen por una supuesta estafa que le realizó a los jugadores invitados.

Cada jugador acuerda con el organizador adelantar el 50% del pago y el resto cuando terminan el evento, sin embargo, como se trataba de una familia árabe con un estatus tan alto y parte de la realeza, decidieron cobrar justo después del evento, pero ahí llegó el problema: Sus pagos no llegaron nunca a sus cuentas.

Y es que dicha organizadora de eventos aseguró que no pudieron transferir el dinero desde un banco de Macao hasta las cuentas de los jugadores y que lo intentarían desde Dubai, pero estas son las horas a las que el pago no ha llegado, algo que mantiene muy molestos a los jugadores contratados.

Al-Khurainej y su familia manifestó a varios medios que ellos sí hicieron el pago por el evento, sin embargo, ellos depositaron toda su confianza en DeamPro Events para que se encargaran del pago pero parece que el dinero desapareció sin rastro y razón alguno.

El hijo de dicho jeque manifestó a MARCA que está dispuesto a rendir cuentas para asegurar que ellos no estafaron a nadie, "Habíamos adelantado algo de dinero a DreamPro y cuando llegaron los jugadores transferimos todos los fondos pactados. Incluso me pidieron varios aumentos correspondientes a impuestos (VAT). Ellos siempre querían más y decían que los jugadores pedían más dinero. "Estoy dispuesto a ir a España a dar mi versión. Queremos resolverlo todo de buenas formas y no entiendo qué ha pasado", manifestó el empresario asegurando que la única responsable fue la organizadora del evento.