- Foto Cortesía de: ('River Plate Oficial',)

Franco Armani: El veterano catedrático en Argentina

El arquero comenzó a sumar minutos en la Primera División del fútbol argentino

El último partido de manera oficial que jugó Armani en tierras argentinas fue el 22 de mayo de 2010, después de ese encuentro la carrera del futbolista comenzó a ascender de una manera notable. A mediados de aquel año su club por ese entonces, Deportivo Merlo, transitaba la pretemporada y se enfrentó a Atlético Nacional en un partido amistoso disputado en el Hindú Club que finalizó 1 a 1, allí el portero la rompió, y en el elenco colombiano quedaron impresionados con su actuación a punto tal de que terminaron contratándolo para que se uniera a sus filas. Un cotejo de preparación cambió drásticamente el futuro del jugador.

En Colombia, y más precisamente en Atlético Nacional, se convirtió en una leyenda logrando entre 2010 y 2017 13 títulos con la camiseta verdolaga, siendo el futbolista con más trofeos conseguidos en toda su rica historia. Ostenta hasta la fecha, el récord de ser el portero del club colombiano que más minutos ha durado sin recibir gol, con 1.046, en ese lapso de tiempo tuvo actuaciones brillantes, comenzando a ser un icono del club y convirtiéndose en un referente del plantel, quedando en el corazón de los hinchas. Tal magnitud tomó su nombre que se le hizo una despedida a lo grande, con el estadio repleto de aficionados que se acercaron para decirle adiós. "Me comprometo hoy a que en mi final de carrera deportiva me voy a retirar en Atlético Nacional".

En busca de nuevos retos, emigró a la Argentina para terminar de consagrarse como unos de los mejores arqueros del continente. Tenía una cuenta pendiente, calzarse los guantes de un equipo denominado grande y estar a la altura de las expectativas. Con 31 años volvió al país que lo vio nacer, crecer y desarrollarse como profesional, pero en el que nunca había disputado un puñado de minutos en la Primera División de una de las ligas más competitivas de Sudamérica, en donde no todos pueden destacarse y mantener un nivel que le permita seguir creciendo en la carrera deportiva. Armani tomó la decisión y aceptó la propuesta de River Plate para defender los tres palos del equipo de Marcelo Gallardo, “llego al club más grande de Argentina”.

El domingo 4 de febrero todo el ambiente que rodea a River estaba expectante porque ese día había un debut, después de ponerse a punto en lo físico y perderse la reanudación del campeonato contra Huracán la anterior semana, Franco Armani estaba listo a sus 31 años para hacer su presentación en el Estadio Monumental y en la máxima categoría. El rival fue Olimpo, un conjunto que pelea para mantenerse en Primera y que suele complicar a los equipos grandes con sus sistemas tácticos. Demostrando que está preparado para asumir responsabilidades, tomó el buzo con el 1 en la espalda y pisó el campo de juego dispuesto a conquistar el corazón de todos los hinchas riverplatenses desde el minuto uno.

Valla invicta, solidez para salir a contar los centros o para atorar a los delanteros rivales en el mano a mano, hicieron que redondee una buena noche y deje a todos conformes, a los dirigentes que fueron a buscarlo, al entrenador que apostó por él y dio su apellido por encima de todos para que vayan a contratarlo, a sus compañeros y por sobre todo, a la afición. Un arquero llamado para grandes cosas tratará de conquistar sus objetivos personales y buscar esa oportunidad en la Selección Argentina, el Mundial de Rusia está a la vuelta de la esquina y Armani lo sabe, su nivel en River puede acercarlo a tener un boleto para la cita mundialista.

@Nawe7

Impresionanti | Zague rompe el silencio tras escándalo

El ex futbolista, al igual que su esposa, ha sido víctima de muchas críticas por el video filtrado
Durante el Mundial de Rusia 2018 se filtró un video íntimo de Luis Roberto Alves "Zague" y este no se pronunció mien...