- Foto Cortesía de: El Comercio

No Francia, así no

Los galos dejaron ver algunas fortalezas y muchas debilidades ante los cafeteros

Colombia venció 3-2 en Saint-Denis y dejó buenas sensaciones. Se repuso ante un comienzo complicado, logrando remontar, y jugadores que aún no tienen el cupo a Rusia, dieron el golpe sobre la mesa. Caso Muriel y Zapata. Ahora bien, lo de Francia preocupa. Más allá de ser un partido amistoso, en el que se busca probar jugadores y medir el nivel de los equipos, la imagen que dejó el cuadro galo no fue la mejor.                                                                                                                                                                                     

El inicio fue arrollador, a punta de presión alta y del ataque por las bandas pudo meterle a Colombia un baile de novela. Tanto así que a los 25 ya ganaba 2-0 y su superioridad era escandalosa. Esta primera imagen es alentadora. Pocas selecciones tienen el vértigo y la intensidad de los galos. El problema llegó con el descuento del equipo colombiano. El gol de Muriel fue un mazazo para ellos, perdieron el rumbo del partido y cedieron la iniciativa a Colombia en los minutos finales de la primera mitad. Eso unido al posible cansancio que pudieron tener los franceses ante ese inicio tan vertiginoso.

Ahora bien, lo del segundo tiempo fue penoso. Colombia no dejó jugar a Francia, es más los europeos no remataron una vez al arco en la segunda mitad. Por la actitud de los jugadores luego del empate de Radamel, parecía que el partido fuese 6-0 a favor de los sudamericanos. Los galos no hilaban tres pases seguidos, no sabían qué hacer con el balón. Los cambios de Deschamps en vez de ayudar terminaron de perjudicar el juego. La salida de Giroud hizo que el equipo perdiera ese jugador que pivoteaba y abría el juego a los costados. Después al salir Matuidi, Kanté quedó solo en la mitad, dado que Pogba no te marca un cuaderno, y al minuto 65 ya estaba fundido. Con ello, y la superpoblación del mediocampo que puso Pékerman, Francia se quebró. Colombia recibió el premio al esfuerzo y marcó el 2-3 por un penal sobre Izquierdo.  

Al final, Francia dejó una imagen polarizada, dos caras de una moneda. Por un lado, un equipo que mediante la presión y el ataque por las bandas puede herir a cualquier combinado. Ello sumado a la habilidad individual de sus extremos y la capacidad que tienen sus delanteros para asociarse con los centrocampistas, lo ponen como un firme candidato a llevarse la Copa del Mundo. Por otro lado, los franceses dejan una imagen triste y penosa. La imagen de un equipo sin alma ni amor propio. La falta de un líder les cuesta, ese que ante los problemas saca la casta y se echa el equipo al hombro, a punta de tesón y huevos. En pocas palabras, dejaron en evidencia a un grupo de jugadores que ante la adversidad se les enfría el pechito.

 

Mundial Capítulo 7: Las primeras bajas de Rusia 2018

Egipto, Arabia Saudita y Marruecos ... que las fuerza los acompañe
1) Portugal (1) – (0) Marruecos Resumen del partido:  No caben dudas que hasta ahora este es el mundial de Ronaldo. Tal ve...

Suiza y Suecia ¿Caballos Negros?

Partido cerrado en donde ambos tendrán el sueño de hacer historia.
Uno de las llaves más peleadas se dará el Martes, Suecia y Suiza, la confusión de muchos al nombrarlos finalmente se enfrentar...