- Foto Cortesía de: ('as.com',)

Fútbol, goles y pelea entre Peñarol y Palmeiras

El partidazo del grupo 5 de la Libertadores dejó, aparte del triunfo brasileño, una gresca que puede llevar a la suspensión de la plaza de Peñarol

Candente de principio a fin. Así fue el enfrentamiento entre Peñarol de Uruguay y Palmeiras de Brasil este miércoles en el marco de la cuarta fecha de la Copa Conmebol Libertadores, jugado en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo, y que dejó victoriosos a los visitantes por un apretado 2-3.

El juego, en su primera etapa, tuvo un solo dominador. Peñarol mostró valentía, dominio ofensivo y gran definición, llevándose la victoria al cabo de los primeros 45 minutos por marcador de 2-0. A los 5 minutos Iván Villalba amenazaba con abrir el marcador para los dueños de casa, pero por centímetros su intento se fue por fuera del arco defendido por el veterano Fernando Prass. Solo dos minutos después fue Álex Silva quien disparaba a la portería brasileña, aunque sin conseguir la anotación. Pero llegaría el minuto 13, y luego de un pase de Nahitan Nández, Mauricio Affonso remataría con pierna izquierda para vencer la resistencia de Prass y abrir el marcador. Peñarol era superior de lejos, lo que presagiaba una posible debacle. Los dueños de casa continuaron con ímpetu buscando la segunda anotación, mientras la visita detenía los intentos locales con numerosas faltas, sin mostrar mayores posibilidades de acercarse al empate. De a pocos Peñarol construyó la segunda anotación, que llegaría a los 39 minutos, cuando Júnior Arias anotó luego de una buena habilitación de Hernán Petrik. Peñarol se veía invencible y con alto nivel de trabajo en equipo, mientras Palmeras rogaba por el final de la primera etapa. Por poco Yefferson Quintana estuvo a punto de dejar el 3-0 antes del pitazo del juez, pero su disparo no obtuvo destino de gol.

La segunda etapa fue diametralmente opuesta. Palmeiras pareció aprovechar el inmenso desgaste físico hecho por Peñarol, y rápidamente encontró el descuento con anotación de Willian, luego de un pase de Miguel Borja. De inmediato Willian tuvo el empate y Felipe Melo también tuvo una buena oportunidad para emparejar las acciones, pero la fortuna no apareció en ese momento. Peñarol lucía errático y Palmeiras disfrutaba de los espacios dejados por su rival, que mostraba bastante desconcentración. De hecho, en un tiro de esquina a los 63 minutos, el colombiano Yerry Mina logró el empate luego de vencer de cabeza a la defensa charrúa, silenciando el estadio y poniendo un toque de terror, pues el juego de Palmeiras era inmensamente superior al de Peñarol. Diez minutos después los temores se harían realidad; Willian anotaba el tercer gol para los visitantes, que así prácticamente aseguraban su boleto a la siguiente ronda del torneo, mientras Peñarol no encontraba la forma de acceder al empate que los sacara del último lugar de su grupo. Lo intentaron los locales con Cristian Rodríguez y Nicolás Dibble, quienes no tuvieron éxito. En el último minuto de la adición, estuvo cerca Palmeiras de anotar un autogol, pero Prass intervino milagrosamente para evitar la repartición de puntos.

Justo cuando el juez central decretó el final del juego, los jugadores de ambos equipos se enlazaron en una fuerte discusión que derivó en un total descontrol dentro de la cancha. Correrías, empujones y puñetazos hicieron su aparición en el gramado del campo de juego, siendo Felipe Melo el principal objetivo de los jugadores charrúas, que, al igual que los brasileños, buscaron de cualquier modo acudir a la agresión en defensa de su honor. Por desgracia, el enfrentamiento se trasladó a la tribuna, cuando hinchas del Palmeiras rompieron una malla que les separaba de la parcialidad de Peñarol; milagrosamente no se produjo un desenlace lamentable, aunque ambas hinchadas se lanzaron objetos contundentes ante la mirada impotente de la autoridad policial. Los jugadores locales pidieron calma a sus seguidores, mientras la parcial brasileña continuaba inmersa en la gresca, que solo pudo ser frenada gracias a la urgente y eficaz evacuación del estadio. 

Luego del marcador final, Palmeiras se confirmó como líder con 10 puntos, seguido por el boliviano Jorge Wilstermann con seis. Atlético Tucumán tiene cuatro unidades y Peñarol, con su derrota, se quedó con tres puntos en cuatro salidas, quedando obligado a triunfar en los dos encuentros restantes y esperar resultados positivos, especialmente que no favorezcan al club boliviano.

Formaciones:

Peñarol:Gastón Guruceaga; Hernán Petryk (Diego Rossi, 87'), Yefferson Quintana, Iván Villalba, Lucas Hernández; Álex Silva (Ángel Rodríguez, 60'), Nahitán Nández, Marcel Novick (Nicolás Dibble, 80'), Cristian Rodríguez; Junior Arias, Mauricio Affonso. DT: Leonardo Ramos. 

Palmeiras:Fernando Prass; Yerry Mina, Edú Dracena, Vitor Hugo; Jean, Felipe Melo, Michel Bastos, Egídio (Willian, 46'), Alejandro Guerra; Roger Guedes (Keno, 90'), Miguel Borja. DT: Eduardo Baptista.

Árbitro: Enrique Cáceres (Paraguay). Amonestó a Silva y Nändez por Peñarol, y a Dracena, Felipe Melo, Michel Bastos y Borja por Palmeiras.

Incidencias: juego válido por la cuarta fecha del grupo 5 de la Copa Conmebol Libertadores, jugado en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo, Uruguay, ante unas 40 mil personas.

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.