- Foto Cortesía de: Clarín Deportes

Gimnasia hace respetar su casa ante River Plate

Los errores de los de Gallardo, el plato fuerte para un Lobo hambriento de triunfo

En el primer tiempo se pudo ver un encuentro muy parejo, con llegadas de lado y lado, cada uno de los planteles poniendo sus condiciones y con algunas llegadas de peligro, sin embargo, no se pudieron hacer daño. Quizás tres llegadas fueron las únicas donde se pudo observar claras situaciones de gol, dos para River y una para Gimnasia, con la generalidad de que fueron productos de centros desde los costados.  

Para el segundo tiempo, los equipos salieron con más dinamismo y más atrevidos, buscando los arcos contrarios. Es así que al minuto 6’, luego de una jugada de River que no finalizó bien, Milton Casco perdió el balón en la mitad del campo con Dibble, quedando solo como defensor Leonardo Ponzio quien se resguardó hasta llegar al área, y luego de un remate de Dibble que atajó Bologna dejando un rebote, Nicolás Colazzo, quien acompañaba la jugada, de zurda la empujó a la red, marcando el primero para el Lobo y dándole la alegría a los de La Plata.

Luego de un error en un saque de banda de los de Núñez, en una jugada en solitario, Dibble increíblemente perdió el segundo gol ante el arquero Bologna quien lo aguantó y con la pierna, salvó a River Plate de que se ampliara el marcador a favor del Lobo.

Seis minutos después, luego de una jugada del defensor Javier Pinola, con su acostumbrada avanzada al ataque, consiguió una falta cerca del área, creándose una jugada de tiro libre a favor de la visita. Ignacio Scocco, pese a que ya había tenido dos oportunidades anteriormente en cobros de tiro libre errando los mismos, tomó el balón y con convicción, remató y por encima de la barrera, venció al arquero Arias convirtiendo un golazo y logrando así el empate para los de la banda cruzada.

Posteriormente, cuando se pensaba que el marcador quedaría en tan solo un empate pues transcurría el minuto 26’, el Lobo aprovechó los espacios dejados por River, y por medio de Brahian Alemán, con un zapatazo de zurda y de media distancia, puso el segundo gol para los de Gimnasia y de esta manera llevarse los 3 puntos en disputa.

Este marcador pudo haberse ampliado a favor de los locales, si Faravelli, en una última jugada, no hubiera perdido un mano a mano que tuvo ante Bologna.

Triunfo valioso para el Lobo y merecido por buscar el triunfo desde el primer minuto ante un River que especuló en algunas ocasiones y erró en muchas jugadas que fácilmente hubieran terminado en un marcador más holgado.

Formaciones:

Gimnasia y Esgrima LP: Martin Arias; Facundo Oreja, Manuel Guanini, Omar Alderete, Lucas Licht; Agustín Bolívar (Franco Niell), Fabián Rinaudo; Nicolás Dibble (Eric Ramírez), Brahian Alemán, Nicolás Colazo; Nicolás Mazzola (Lorenzo Faravelli).     DT. Mariano Sosa

River Plate:Enrique Bologna; Milton Casco, Jonathan Maidana, Javier Pinola, Marcelo Saracchi;, Leonardo Ponzio, Iván Rossi (Gonzalo Martínez); Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz (Carlos Auzqui); Ignacio Scocco y Rafael Santos Borré (Tomás Andrade).     DT. Marcelo Gallardo

Estadio: Juan Carmelo Zerillo (El Bosque)    

Árbitro: Fernando Espinoza

Fecha 11 Superliga Argentina de Fútbol