- Foto Cortesía de: Diario Uno

Holandés desempolva el Mundial de 1978 y dice que hubo soborno de la dictadura

El jugador se pronunció 42 años después sobre lo sucedido en aquella época

El Mundial de Argentina 1978 es recordado, entre otras cosas, porque la copa se quedó en casa; en ese entonces, los sudamericanos contaban con una plantilla bastante competitiva en la que se referenciaban jugadores como Mario Alberto Kempes y Daniel Passarella. Sin embargo, uno de sus rivales más fuertes fue Holanda, selección a la que se enfrentaron en la final del campeonato del mundo.

 

Justamente, uno de los representantes de aquel equipo de Países Bajos fue Johnny Rep, delantero goleador y leyenda dentro del fútbol en los años 70’s, y que durante su carrera deportiva pasó por clubes europeos como el Ajax, el Valencia y el Bastia de Francia. Más de cuatro décadas después de esta competencia, el jugador habló para la agencia de noticias argentinas Télam y allí recordó esa hazaña mundialista de la cual dio su controversial opinión.

 

Jhonny, mencionó que el partido entre Argentina y Perú había sido sobornado, pues el cuadro albiceleste debía ganarle a su rival mínimo por cuatro goles de diferencia, por lo cual fue un marcador dudoso; mencionando además la compleja situación que atravesaba el país por causa de la dictadura de Jorge Videl: “Argentina tenía que ganar por cuatro goles para pasar a la final y lograron anotar dos más. Según nuestra idea, ese partido fue sobornado. Había muchas demostraciones de que no deberíamos viajar a Argentina por la intensa dictadura que había en el país, todo eso salía en las noticias. Hubo protestas en Holanda cuando decidimos viajar. Pero aun así fuimos porque somos apasionados del fútbol y es para eso a lo que íbamos. Si no hubiésemos ido, habríamos sido el único equipo en quedarse en casa”.

 

Igualmente, el exfutoblista afirmó que ellos debían ganar “para que la población se tranquilizara más”. Y, dijo incluso que algunos jugadores de la selección tuvieron la oportunidad de visitar a las Madres de la Plaza de Mayo, momento que les permitió acercarse más a la realidad por la que atravesaba el país en ese entonces, bajo el mando de uno de los dictadores más influyentes de la época.