- Foto Cortesía de: ('Marca Claro Argentina',)

¿Ibrahimović presidente del Ajax?

El sueco le hace ojitos a la dirección del club holandés

Zlatan Ibrahimović es conocido en el fútbol por ser uno de los jugadores más controversiales cuando habla en alguna entrevista, ya que casi siempre sale con una declaración curiosa a favor o en contra de alguien. En este caso, todo ronda a que al único club al que volvería el sueco sería el Ajax, eso si no como jugador, sino a un cargo más alto, el de la presidencia del club.

 

En una entrevista para el medio holandés ‘Telegraaf’, el sueco fue enfático con la actual directiva del histórico club y el campeón vigente de la Liga, como es usual en él, declara que haría mejor las cosas y cambiaria una que otra cosa del plantel, eso sí reconoce los buenos procesos deportivos y de crecimiento en los jugadores; algo que es notable y remarcable en el equipo, prueba de eso la pasada edición de la Champions League, donde sorprendió a todo el mundo llegando a las semifinales y eliminando a clubes como la Juventus y el Real Madrid.

 

“Por lo general nunca vuelvo a los equipos en los que he estado en el pasado, pero tal vez, al final de mi carrera futbolística, pueda ser directivo del Ajax. Sin duda lo haría mejor que los que están allí ahora. El Ajax sigue siendo mi equipo en Holanda y estoy orgulloso de haber formado parte de él, especialmente cuando veo cómo jugaron en Europa. Hicieron lo que nadie esperaba y producen buenos jugadores y están acostumbrados a hacerlo. Es maravilloso” expresó ‘Ibra’ para el diario.

 

Zlatan, quien actualmente limita en el LA Galaxy de la MLS, es figura del club estadounidense y una de las celebridades del fútbol norteamericano. Sin embargo, el sueco siempre ha sido figura en los clubes donde ha jugado y en uno en especial fue donde pudo mostrarse mejor ante el mundo. El Ajax, fue la segunda casa del flamante delantero, en el club holandés jugó un total de 110 partidos, anotó 48 goles e hizo 15 asistencias.

 

Su paso por este club es recordado por haber hecho uno de los mejores goles de su carrera y por ser la base europea para dar el paso a la Juventus, club donde empezaría hacer historia. Actualmente tiene 37 años y está en la recta final de su carrera, por lo que no parece una mala idea que se vuelva parte de las directivas de un club, en especial del club holandés.