- Foto Cortesía de: ('Rincón del forero',)

Increíble, la orina invade las oficinas de Old Trafford

Atrás quedaron las épocas del teatro de los sueños, tal parece que ahora es de pesadillas

Una muy desagradable e insólita situación se vive por estos días en uno de los más emblemáticos estadios del mundo. Todo por cuenta del mal estado de las tuberías y cañerías de los baños del estadio del Manchester United.  

 

El inusual problema se presenta en los techos de varias de las oficinas del estadio, las cuales colindan con los baños de las tribunas por su red de cañerías. Las tuberías de estos baños hoy día presentan filtraciones y daños, ocasionando que la orina caiga literalmente al interior de los espacios de trabajo.

 

De acuerdo con versiones de prensa desde Inglaterra, la situación ya ha tocado fondo, tanto que los empleados del estadio y del club, durante el último juego del Manchester United como local ante Reading, por la Copa FA la semana anterior, tuvieron que acudir a cubrir con plásticos y fundas los equipos y escritorios de las oficinas, de forma improvisada.

 

Tal parece que, sumado al deteriorado estado de las tuberías, se suman los actos casi vandálicos parte de las hinchadas visitantes que, últimamente han dañado a propósito los baños de sus sectores asignados, lo cual ha acrecentado el problema para las personas que trabajan en dichas oficinas.

 

El célebre estadio ingles mundialmente conocido como el TEATRO DE LOS SUEÑOS celebró su centésimo aniversario el 19 de febrero de 2010, entre los años 2006 y 2007 tuvo su expansión más reciente, la cual tiene al estadio con una capacidad de 74.994 espectadores cómodamente sentados. Este estadio ha sido el hogar del Man U desde su origen en 1910, toma su nombre por estar ubicado en Old Trafford, Gran Mánchester, en la región noroeste de Inglaterra, es el segundo estadio de fútbol más grande en Inglaterra (después del Wembley Stadium) y es el undécimo más grande de Europa.

 

Y ahora está en el ojo del huracán de las críticas, porque con este problema de cañerías, pasa de ser el Teatro de los Sueños a ser el Teatro de las Pesadillas para funcionarios y empleados después de cada juego de local del United.