- Foto Cortesía de: marca.com

Isco sustenta al Madrid

Primera victoria como local

En el Santiago Bernabéu se cerraba la séptima jornada de la Liga Santander 2017-2018. Los locales con algunas variantes obligadas por las lesiones de piezas claves querían cambiar la cara de las 3 presentaciones que ha tenido en casa en este torneo, con solo dos puntos de 9 posibles. Su rival, el Espanyol del Barcelona a quien han vencido con comodidad en las últimas 4 presentaciones ligueras con 16 goles a favor y ninguno en contra, llegaba a la casa blanca con los deseos de mantener la dinámica positiva de las últimas 3 fechas, en las que no conoce la derrota con 2 victorias.
El Real no quería sorpresas. Desde el inicio adelantó líneas, presionando la salida de los periquitos, quienes en 10 minutos apenas pasaban de la mitad del campo, viendo como los locales se acercaban en más de una ocasión al arco defendido por Pau, usando mucho el sector izquierdo, aunque sin mucho acierto. El público también era protagonista, aupando cada vez que los suyos tocaban la esférica.
Llegando al minuto 25 los locales llevaban el peso del choque. Era abrumadora la posesión del balón, gran parte de ella en campo rival, pero no lograban hacerlo válido en el pizarrón. Uno de los responsables de la igualdad momentánea era el portero visitante, quien le sacó una a Isco y otra más espectacular a mano cambiada a Sergio Ramos tras un córner en corto. 
Justo a la media hora se volvía a unir la combinación más letal de los blancos en este choque, para desatascar el juego y hacer válido el dominio hasta entonces. Un cambio de frente para Cristiano Ronaldo, quien dentro del área tuvo la tranquilidad para asistir a Francisco Alarcón, dando tranquilidad a la afición y a su técnico. A partir de entonces los actuales campeones de liga se acomodaron aún más, llegando a tener alguna que otra opción de aumentar la cuenta, como la que salvó Pau López frente a Ronaldo, que buscaba su primera diana en esta temporada. 
Cuando muchos pensaban en ir camino a los vestuarios, los dirigidos por Quique Sánchez Flores; quien en 13 ocasiones solo ha podido derrotar en par de ocasiones al Real Madrid, se acordaron de que el fútbol se gana con goles. Gerard Moreno avisaba en el minuto 41 con un tibio remate a las manos de Keylor y dos minutos más tarde asustaba al Bernabéu con un potente disparo al poste. Con ventaja mínima pero amplio dominio local cerraba la primera mitad.
El segundo tiempo mostró un elenco catalán con más ansias de buscar el arco rival, por lo que el juego se ponía algo más abierto, con intentos por ambos lados, pero dichos acercamientos no culminaban con claridad. Casi a 20 del final en una presión rival en el área y combinada con un despiste defensivo de los merengues, Gerard Moreno robó el balón cediéndoselo a Baptistao, a quien pareció nublársele la vista y perdiéndose el posible empate.
Acto seguido el Real Madrid con otro fulminante contragolpe, pasando el balón por los botines de Cristiano y Asensio para que Isco Alarcón, con la tranquilidad y la calidad que le sobra, batiera a López, pusiera el segundo en la pizarra y en su cuenta personal, al minuto 71. Llegaba la tranquilidad para los de Zidane, dedicándose a manejar los hilos del partido, esperando a sus contrarios, para golpear a la contra.
En los últimos 10 minutos de partido todo era para los locales, lo bueno y lo malo. Hubo tiempo para un disparo desde larga distancia de Modric, que más de uno vio dentro de la portería, para que volviera a pisar el césped el héroe ante el Alavés, Dani Ceballos y de unas manos dentro del área de Casemiro, que José Luis pudo señalar penal. Además de confirmar las buenas sensaciones que dejó a lo largo del choque el canterano y sustituto de última hora de Carvajal, el marroquí Achraf.
Zizou, elegante como de costumbre, sacó a Isco del campo para que el Bernabéu lo aplaudiera una vez más, dando entrada por él al joven Borja Mayoral. Un minuto después el árbitro pitaba el final del encuentro con un cabezazo de Sergio Ramos que se iba fuera. Llegaba así la primera victoria de esta temporada en Liga para el Madrid como local, significando además su éxito 100 en la historia ante el Espanyol con 371 goles a favor, números que superan los de cualquier otro enfrentamiento con otro equipo del certamen. 
El dato: Tras irse nuevamente sin goles Cristiano Ronaldo, certifica su peor arranque goleador con la camiseta del Real Madrid.
Once del Madrid: Keylor, Achraf, Ramos, Varane, Nacho, Modric, Casemiro, Kroos, Isco, Asensio, Cristiano.
Once del Espanyol: Pau López, Sergio Sánchez, David López, Hermoso, Aarón, Roca, Darder, Fuego, Jurado, Baptistao, Moreno.
Árbitro: José Luis González González.
Estadio: Santiago Bernabéu.

 

¿Qué ganas en Fútbol Entre Líneas?

Como integrante de nuestro grupo de redacción tendrás el privilegio de llegar a miles de personas de habla hispana, además de ir formando un nombre y prestigio que servirá como soporte para ir avanzando en la estructura de Fútbol Entre Líneas, en donde a medida de tu antigüedad y cumplimiento podrás ir subiendo de rango e ir desarrollando diferentes roles.