- Foto Cortesía de: losmillonarios.net.co

Kouffati fue duramente sancionado por engañar al árbitro

Drástico castigo del ente rector del fútbol colombiano para erradicar las simulaciones en el terreno de juego

La división mayor del fútbol colombiano (Dimayor) después de analizar las pruebas y en particular el video de la falta sobre el jugador de Millonarios, ocurrida durante la fecha 15 del rentado colombiano, en donde se enfrentaron Millonarios y el Atlético Huila por la liga Águila 2017-I, partido en el que Kouffati al minuto 59 fue marcado por Elvis Perlaza en disputa de la posesión del balón, golpeando con el hombro el pecho al jugador albiazul, determinó que tal situación de  juego le amerita un castigo de suspensión durante dos semanas de inactividad y el pago de una multa de 44 millones de pesos (unos 14 mil dólares aproximadamente) al jugador de Millonarios y no al infractor.

Las razones son que, al analizar el vídeo del encuentro, se ve como el jugador venezolano al servicio del cuadro azul,  al sentir el contacto de Perlaza, se llevó las manos a sus rostro y se dejó caer para evidenciar el juego brusco, violento y simulado para obtener el cobro de falta, dimensionando más de lo normal una simple jugada de contacto, natural por el juego.

La jugada le costó tarjeta amarilla al jugador del Huila, debido a las intenciones de engaño del jugador de millonarios, con lo cual se configuró una jugada fingida y de simulación logrando embaucar al juez del encuentro.

De manera que, nuevamente con este tipo de sanciones, Dimayor persiste en su intento de promover el juego limpio lejos de las simulaciones y engaños, donde ya previamente habían sido sancionados otros jugadores de la Liga Águila como Darío Rodríguez (Bucaramanga), Didier Moreno (Medellín), Johan Jiménez (Rionegro Águilas) y Andrés Amaya (Huila), bajo las mismas circunstancias y con evidencias tan claras de engaño a los árbitros.

Millonarios a través de su oficina de prensa, se pronunció al respecto, anunciando que presentará recurso de reposición ante la sanción, esperando no llegar a las instancias de apelación, ante lo que se considera una sanción injusta, argumentando que el jugador si fue golpeado en el pecho y con consecuencias en su rostro.

Queda para la polémica particular y para el debate en general, si la Dimayor tiene o no la razón con el veredicto y el tamaño de la sanción, y esto a su vez alimenta la ya mundial y global discusión de la FIFA de si los recursos y ayudas tecnológicas en verdad hacen del juego un deporte más justo y limpio, soportando las decisiones arbitrales.

Últimos jugadores de pasado azul que fichó el América

Los clubes del Fútbol Profesional Colombiano terminan de reforzarse para la próxima temporada
Inició el año e inmediatamente los diferentes equipos del balompié colombiano comenzaron su pretemporada como preparació...