- Foto Cortesía de: Goal.com

La era del Papu

Hace rato el Papu pide selección

Alejandro Darío Gómez por estos días es noticia en Argentina. Esta vez no por su particular baile, que es todo un hit en youtube sino por su convocatoria a la selección argentina de Jorge Sampaoli. La albiceleste se encuentra en un momento de gran premura, es quinta en las eliminatorias por Sur América para el campeonato del mundo Rusia 2018 y se enfrentara a una Perú que revivió en esta ultima doble jornada y ya esta en zona de clasificación directa para la próxima cita mundialista.

En la nueva lista para la ultima jornada suramericana rumbo a Rusia apareció el nombre del "Papu Gómez" un jugador habilidoso, con una trayectoria italiana bastante conocida y capitán de la actual Atalanta. Se desempeña como un extremo, puede ir por la izquierda o por la derecha, como todo buen jugador del Calcio italiano cumple labores defensivas al retroceder bastante por la zonas de los costados y darle una mano a los defensores de su equipo, lo cual lo hace una particular ficha para la selección absoluta Argentina.

¿Pero es una buena selección para Sampaoli? Para mi puede ser una apuesta bastante interesante. Tiene experiencia internacional, velocidad que a pesar de sus 29 años parece intacta y una agilidad que le permite superar con sus 165 cm de estatura a los grandes y fuertes defensores de la liga italiana. Su aporte a la selección de su país dependerá si el estratega albiceleste lo incluye entre los 11 que saltaran a la cancha el próximo 4 de octubre ante Perú y el 10 del mismo mes ante la selección ecuatoriana en Quito. Para el esquema de Jorge Sampaoli es un alivio contar con "el Papu" ya que entra perfecto en su estilo de juego. Es un jugador rápido, que va mucho al ataque pero sabe lo que es defender, hace conexiones, tira muchas paredes en el Atalanta y es un jugador que en el ultimo tiempo es figura en un fútbol cerrado como el italiano.

El problema para mi no son los jugadores sino el ambiente pesado y de responsabilidades que se vive dentro de la selección, si entra el Papu Gómez y marca goles dirán que fue acertado, que fue una gran convocatoria y que la camisa no le peso. Si la selección no se clasifica van a decir que todos se deben ir, que ninguno puede volver a jugar con la albiceleste y que les pesa la camiseta de su país. Lo cierto es que no es un momento fácil y que si Alejandro Darío logra salirse de ese ambiente de presión y no se deja contagiar por el actual momento del equipo absoluto del país suramericano podrá dar una mano y hacer un gran presentación e ir al próximo mundial Rusia 2018.

El tatuaje gigante que firmó Lionel Messi

Una verdadera pasión en cuerpo y alma por el astro argentino
Luego del empate del Barcelona ante el Valencia por marcador de un tanto, en el estadio de Mestalla, por la última fecha de la liga, el &lsq...

Carlos Tévez afirma que no le gusta el fútbol

El jugador de Boca Juniors habló sobre la filmación de su serie
Cada vez es más común encontrar que a los futbolistas no les gusta ver fútbol, a pesar de lo ilógico que puede sonar, a...