- Foto Cortesía de: Manchester United

La joven promesa de Manchester United que superó el cáncer en un año y ya es convocado a la Europa League

El joven de 19 años suena para ser uno de los futuros más prometedores del United

En un año pueden pasar muchas cosas, pero lo que nadie espera que suceda es pasar de ser uno de los futbolistas más destacados de la cantera del Manchester United, a someterse a varios tratamientos para manejar el cáncer que aparece cuando menos se espera. Justamente, esa es la historia de Max Taylor.

El joven de apenas 19 años, quien desde los 14 se destacó en las divisiones menores de Manchester United, pasó por una dura situación a principio de este 2019, pues se tuvo que someter a una serie de tratamientos y quimioterapias para manejar un cáncer testicular que le acababan de descubrir.

Campeón y clave en el equipoSUB 18 que se coronó con el trofeo de la Premier League North en la temporada 2016/17, luego haciendo presencia en el equipo SUB 23 del United, pese a tener cuatro años menos de la categoría, de un momento a otro sintió un dolor que no era usual y que, confesó, no se esperaba que resultara en tal gravedad.

"Fue durante mi primera pretemporada, sentí un bulto en la ingle y después un poco de dolor. Luego, mientras realizábamos un entrenamiento intenso, el dolor se incrementó y empecé a respirar con dificultad. Empezó a aparecer cada vez que practicábamos fuerte. Fui al doctor para que me revisara. Al principio, me detectó solo un quiste, tomé unos antibióticosy mejoré. Pero una semana después, el bulto se volvió más grande que antes y con una pequeña infección. El médico del club me mandó a ver a un especialista, me hizo un escaneo para asegurarse de que no hubiera ningún inconveniente mayor. Y ahí fue donde encontró el cáncer”, contó en una extensa y detallada entrevista con MUTV.

Al ser situaciones que nadie espera, por eso mismo sintió que su vida se destruía: “Mi mamá, mi padrastro y yo quedamos destruidos. Cuando uno escucha la palabra ‘cáncer’, no lo puede creer y empieza a pensar en lo peor”, dijo.
 

Desde entonces, Max Taylor inició sus procedimientos con fuertes quimioterapias para intentar salir del cáncer lo más pronto posible: “Las células cancerígenas habían sido eliminadas, pero el tejido muerto restante empezó a inflamarse. La quimioterapia logró suprimir el problema inicial, pero no redujo el tamaño del ganglio linfático, por lo que hubo que removerlo para evitar cualquier tipo de riesgo. La abertura se efectuó muy cerca de los riñones, que es donde estaban los tres ganglios. Como uno se había adherido a la aorta, la operación fue sumamente compleja”, explicó.

No obstante, los tratamientos salieron muy bien, tanto que en septiembre de este año volvió a los entrenamientos, en medio de los pronósticos de los médicos que le dijeron que con suerte volvería a jugar hasta diciembre, algo que no fue así. Con toda la disciplina, Max continuó con entrenamientos cada vez más intensos, al punto que volvió a jugar con el equipo juvenil rápidamente.

En contra de los pronósticos, Max Edward Taylorno solamente estaba entrenando y jugando nuevamente con la SUB 23, sino que, como si fuera poco, fue convocado por Ole Gunnar Solskjaer para disputar el partido de la Europa League ante Astana. Aunque no jugó, el llamado del DT de los Red Devils hizo que se conociera la historia de la joven promesa del United de tan solo 19 años.