- Foto Cortesía de: Diario Olé

La lluvia obligó a parar un partido que empezó vibrante

Racing y Tigre empataban 1-1 pero la lluvia no dejó continuar

El partido entre Racing Club y Tigre, que estaba 1-1, fue suspendido hoy a los 23 minutos del primer tiempo por el árbitro Pedro Argañaraz debido al temporal.

En el Cilindro de Avellaneda y por la decimonovena fecha del campeonato de Primera División, Argañaraz detuvo el juego a los 20 minutos para consultar a los futbolistas y, tras escucharlos, aceptó hacer un intento más, pero tres minutos después lo suspendió la considerar que las condiciones distaban de ser las necesarias para que todo transcurriera con normalidad.

"No hay que ser meteorólogo para darse cuenta de que esto no va a parar", argumentó Argañaraz al ser consultado por los periodistas.

El gol de Racing lo convirtió Diego González, al minuto de juego, e igualó el colombiano Sebastián Rincón, a los 2.

El tanto de la Academia se produjo ni bien comenzó el encuentro y lo aportó El Pulpo bajó el arco al culminar una maniobra colectiva, con un viaje de la pelota desde la izquierda a la derecha, desde donde partió el centro rasante que sirvió para abastecerlo.

La conquista del Matador fue casi inmediata y consecuencia de un error importante de Agustín Orion, dado que el arquero quiso jugar el balón de un modo frontal y bajo, pero lo recogió el cafetero y lo aprovechó para poner el 1-1 antes de que los defensores consiguieran reaccionar para bloquearle el camino.

Las acciones en general se tornaron interesantes, pero la lluvia complicó las condiciones minuto tras minuto, e inclusive disminuyó la visibilidad y la pelota perdió capacidad de movimiento, conjunto de factores que llevó a Argañaraz a suspender el partido.