- Foto Cortesía de: Millonarios FC

La mala noche que vivieron los hinchas de Millonarios

El debut de liga no dejó felices a los embajadores

Comenzó la Liga BetPlay con la gran sorpresa de la derrota de Millonarios, en su casa y con su gente, ante un Deportivo Pasto que aprovechó lo suficiente para llevarse tres puntos valiosos del Nemesio Camacho El Campín. Sin embargo, más allá del resultado, la afición albiazul tuvo una noche para olvidar en su casa por distintos factores que jugaron en su contra.

Desde el ingreso, muchos aficionados reportaron en redes sociales los problemas que estaban pasando en la talanquera de las tribunas, donde por inconvenientes con los canés de abonados, no estaban pudiendo ingresar, pues el sistema no reconocía las tarjetas. Al final, pudieron entrar, aunque la mala noche apenas estaba comenzando.

En el primer tiempo del debut en la Liga BetPlay, Millonarios recibió un tempranero gol de Jeison Medina al minuto 7 que dejó en evidencia los errores en la defensa azul. Solamente 20 minutos después, llegó el segundo tanto de los Volcánicos que mantuvo en silencio a miles de embajadores que, sin duda, no se esperaban ir cayendo antes de que el primer tiempo se terminara.

Para completar, en el entretiempo el cielo se abrió y la lluvia, la tormenta, se mostró en El Campín, sin olvidar que en los últimos días en Bogotá el clima ha estado como les gusta a pocos, completamente frío. No solamente la helada, sino la lluvia, que claramente mojó a muchos que no tenían donde resguardarse de la lluvia.

Más adelante, la polémica de la fecha ocurrió, justamente, en el partido del equipo azul. El VAR en la Liga BetPlay se usará este año en dos encuentros de cada fecha, en la primera jornada Tolima-Medellín y Millonarios-Pasto fueron los debutantes de videoarbitraje en el todos contra todos. El capitán embajador, Jhon Duque, fue amonestado con tarjeta roja por una falta en la que, irónicamente, él fue el jugador al que golpearon.

El árbitro central le mostró la roja a Duque y luego, tras el llamado de la sala VAR, los encargados allí se demoraron más de 10 minutos en tomar la decisión sobre la jugada. No obstante, el central sería quien después se debía acercar a la pantalla dispuesta en El Campín, dos minutos más, pero la espera no valió la pena.


Si bien el capitán no fue expulsado, aun así el árbitro le mostró la amarilla, sin importarle que en la jugada era claro que no había sido el bogotano el que cometiera la falta, sino todo lo contrario. Además, el partido no tuvo el tiempo de reposición suficiente, pues solamente dieron 10 minutos, sin contar el resto del tiempo perdido en la segunda mitad.


Para colmo, en la parte sur del estadio se vivió una escena que ya se ha presentado en varias oportunidades durante partidos de Millonarios. Las barras Bue Rain y Comandos Azules se vieron envueltos en problemas y peleas entre sí porque ambos estaban cantando canciones en contra de los otros, sobre todo por la ocupación en la tribuna, pues bien es sabido que las barras no tienen una buena relación. Por fortuna, la situación no pasó a mayores, la Policía intervino y el ambiente se calmó.