- Foto Cortesía de: Atlético Nacional

La polémica propuesta que hizo un narrador de Win Sports sobre el regreso de la liga

Para muchos, el periodista se olvidó de la importancia de los hinchas

La pandemia de coronavirus ha cobrado hasta ahora más de 41.000 víctimas y superó este martes la barrera de los 800.000 contagiados a nivel mundial, con lo que los 186 países que han confirmado casos de COVID-19 han tomado decisiones que, aunque son por el bienestar y la salud pública, también han afectado el comportamiento y las finanzas de, en este caso, cientos de equipos de fútbol.

En Colombia, la realidad del deporte es que desde la novena fecha los equipos detuvieron sus presentaciones por la necesidad de hacer un alto frente a la clara preocupación por los casos de coronavirus que, en escenarios deportivos, amenazaba con evidentes problemas a la salud pública.

En medio de la espera por conocer el día en el que la liga, el torneo y las competiciones de fútbol colombiano volverán, los periodistas deportivos del país se las han ingeniado para sacar adelante los programas y espacios en medios de comunicación dedicados al fútbol. Aunque eso implique que se conviertan en el blanco de críticas por propuestas que, para la mayoría, no deberían ser consideradas.

En el programa Saque Largo de Win Sports, el famoso narrador Eduardo Luis López se convirtió en polémica al decir que, para él, el fútbol profesional colombiano debería volverse a jugar, pero a puerta cerrada, algo que, principalmente desde los hinchas, es impensable.

Hay que recordar que al inicio, cuando la preocupación de contagios de coronavirus en el país era solamente eso, pues no se había confirmado ningún caso positivo para COVID-19, el Ministerio del Deporte y otros actores propusieron que el fútbol continuara, pero jugándose a puerta cerrada, algo que los mismos clubes del FPC dejaron claro como imposible, pues las taquillas representan un ingreso importante en cada equipo.



Lo cierto es que, en medio de la polémica que se levantó, el narrador dejó en claro que, para él, aunque sea a puerta cerrada, el fútbol debía volver una vez terminara la cuarentena y la salud pública fuera la preocupación principal en Colombia.