- Foto Cortesía de: El Bocón

La triste historia del mejor amigo de Carlos Tevez

Un final completamente diferente al del internacional argentino

En el mundo del fútbol son pocos los nombres que logran consolidarse y hacerse un lugar como profesional al final del día, desafortunadamente el destino y las malas decisiones dejan muchos buenos jugadores en el camino y fue así para el amigo de Carlitos.

Sebastián Varela del Río, en su libro "Tevez. Corazón Apache" nos relata un poco de la historia de Darío Coronel, un jugador que mostraba cualidades excepcionales dentro del terreno de juego, Le dieron la 10 porque es el mejor, porque es el que lleva al grupo al frente y porque es el que agarra la pelota en los momentos difíciles. Tiene dinámica, picardía, clase y sacrificio. Es, sin dudas, el mejor producto futbolístico que el barrio alumbró en mucho tiempo. Todo el que haya visto un partido de Estrella del Uno sabe que en ese pibe habitan las condiciones deportivas que garantizan un futuro promisorio en la elite del campeonato argentino".

"Darío Coronel era conocido como Cabañas, por su origen paraguayo y por su combo de habilidad y bravura dentro del campo de juego, que lo emparentaba directamente con Roberto Cabañas, aquel delantero de codos filosos que se hizo conocido en Boca a principios de los 90. Desde sus primeras paredes en el campito hasta su colección de victorias en finales, Cabañas y Tevez eran una dupla de temer. Darío tenía la camiseta número 10 y Carlitos usaba la 9. Los que presenciaron las diabluras del binomio dicen que Cabañas era el mejor de los dos y que no tenía nada que envidiarle al pibe que después fue estrella mundial y que ganó en todos lados".

Para desgracia del mundo del fútbol, la vida personal de Darío no era óptima, "Cabañas creció en una familia disfuncional y plagada de necesidades, con un padrastro golpeador que lo marcó a fuego. Al sumarse a la vida social, el pibe tenía reacciones desmedidas y violentas para un chico de su edad. Era el que siempre redoblaba la apuesta en todas. El éxodo de su madre y de sus tres hermanos a Paraguay, casi un desesperado intento por librarse del terror del hombre que conducía la casa, fue la estocada final para el único que se quedó padeciendo el infierno, el que sólo se apagaba cuando se iba a patear al club".

En la adolescencia, 'Cabañas' comenzó a alejarse del futuro prometedor que muchos esperaban de él, "Pasó de divertirse con los guachos de All Boys a parar debajo del Nudo 1 junto a un grupo de pibes entre los que se encontraban los más peligrosos del barrio. Se llamaban los Backstreet Boys... Los Backstreet fueron la banda de delincuentes más peligrosa de la historia de Fuerte Apache, con una leyenda detrás que incluye asaltos y crímenes de todo tipo y la macabra estadística de que 15 años después, el 90 por ciento de sus miembros se encuentran muertos".

Es así como después de imaginar jugar un mundial, los excesos y la delincuencia provocaron que Darío Coronel se suicidara al verse acorralado por la policía en el año 2001. "El mejor 10 del barrio jamás vería a su amigo paladear la gloria".

@yoshua_8